Papeleo para irse de Erasmus

Gestiones que tuve que hacer para irme a Karlsruhe (Alemania)
2006-2008. Daniel Clemente Laboreo

Estudié informática en la FIB, en la UPC (Universidad Politécnica de Cataluña), y desde el principio me interesé por lo de ir a estudiar al extranjero mediante el programa Erasmus). En mi tercer y último año, me fui a Karlsruhe (un pueblo al sudoeste de Alemania), en donde hice el proyecto final de carrera durante el semestre de invierno.

Tal como me temía, para irse de Erasmus es necesario hacer muchas gestiones y trámites, y hay poca información disponible. Aquí explicaré la parte aburrida de mi viaje: formularios, becas, peticiones, inscripción, etc. No hablaré de dónde y cómo pasárselo bien, porque seguro que eso puedes aprenderlo tú mismo/a :-)

De 25.m6.2006 a 16.m10.2009. Después de mucho añadir, creo que ya está toda la información.

Indizón

Antes de salir

Primer tercio del artículo. Hablo de todo lo que hice desde el principio hasta el viaje de ida.

1. Preparación

1.1. Interesarse en el tema

Desde el principio de la carrera me interesaba lo de irme de Erasmus, pero se me pasaba el tiempo y yo no hacía nada. En enero de 2006 me interesé de verdad: pensé que no estaría mal irme a Alemania, Finlandia, o cualquier otro país con buena fama en informática. Empecé a aprender alemán desde cero «por si acaso», e investigué por mi universidad (UPC).

Miré en la página web, pero llevaba años sin actualizarse (ej: 2002). Después descubrí que en el mismo Campus Nord estaba la Oficina de Movilidad Internacional (OMI), justo en el sótano del edificio A4. Ahí me dijeron que no sabían cuál era el procedimiento para apuntarse (pues vaya…), y que ellos sólo se ocupaban de dar una ficha una vez que te aceptan. Me mandaron a «mi centro», o sea, a la secretaría de la facultad de informática (FIB).

En secretaría pregunté lo básico: ¿cuándo se abrirá el plazo para apuntarse?, y me contestaron (poco amablemente) que ya me enteraría. Ah, y me dijeron que la página web sí que estaba actualizada…

Me interesaba mucho lo de las fechas, porque en febrero (1 mes) se hacía la matrícula para el siguiente cuatrimestre (ver calendario lectivo), y quizás yo podía hacer ese cuatrimestre fuera (sé que en otros países hacen las gestiones en muy pocas semanas).

Además descubrí que existía una página a la que nunca había entrado antes: Área de Relaciones Internacionales (ARI), donde ¡ya podía pedir plazas! Me registré pero no me atreví a hacer clic en Añadir solicitud porque no sabía a lo que me comprometía con eso, ni para qué fecha estaba pidiendo la plaza (no había explicaciones). Pero tenía la sensación de que el plazo ya había empezado…

Pregunté a la persona responsable de relaciones internacionales en la FIB, pero no contestó mi correo. Decidí algo arriesgado: dejar pasar el tiempo y dedicarme a estudiar para los exámenes finales.

Dejé pasar programas como Vulcanus, para irse a Japón (el plazo de inscripción acababa el 20 de enero), porque tenía poco tiempo y vi pocas posibilidades (sólo unas 30 plazas).

1.2. Charlas informativas

En enero fui leyendo toda la información de ARI. Estaba con eso, cuando el 2 de febrero anuncian unas charlas informativas sobre programas de movilidad, para el día 22 de febrero (creo que organizan otras en noviembre). Demasiado tarde para irme fuera el cuatrimestre de primavera, porque las clases empezaban el día 20… Ya me había apuntado a pocas asignaturas para que sólo me quedara por hacer el PFC.

Así que fui a la charla informativa, donde pasaron una presentación, dieron un folleto amarillo llamado Mou-te! (que ya había visto en el ARI), y explicaron un poco de qué iba el tema:

Me atreví a preguntar: «si pido plaza ahora, ¿cuándo podría irme?», pero no me respondieron nada útil: que depende del programa, de la universidad, del período lectivo, etc. Lo que me imaginaba es que sería para el siguiente cuatrimestre (el de invierno, el que empieza en septiembre), ya que para el de primavera ya era muy tarde.

Para confirmarlo volví a pasarme por la OMI, donde casualmente me atendió otra persona que me ayudó muchísimo, y me explicó todo lo que le pregunté. Me enteré de muchas cosas sobre becas de movilidad:

Por fin aclaro el tema de las fechas: en febrero se puede pedir plaza para tres tipos de período:

Pero es mejor pedir la plaza pronto (aunque vayas a irte la segunda mitad del siguiente curso) porque hay becas que sólo se ofrecen al principio del curso.

1.3. Becas

Primero: decidí usar el programa Sócrates/Erasmus, ya que sólo quería hacer el PFC en Europa, y pronto. Los demás programas tenían otros requisitos, o plazos de inscripción que no me convenían.

Dijeron que el año pasado la beca concedida fue de 120 euros al mes. Sí, 120 al mes para pagar alojamiento, comida, viaje, matrícula, y gastos. Es que dicen que es sólo para compensar la diferencia en el nivel de vida, de forma que en el extranjero gastes tanto como gastarías aquí.

Pero hay otras becas. La Generalitat de Catalunya, mediante AGAUR, ofrece ayudas extra a los estudiantes Erasmus que hagan la solicitud y la consigan (se miran criterios académicos). Es de 200 euros al mes, para un máximo de 6 meses, y al ser extra, se sumaría a los 120 euros al mes que reciben todos.

Además, el MECD (Ministerio de Educación, Cultura y Deporte) ofrece otra beca (compatible con las dos anteriores) para estancias de más de 9 meses. Dicen que en el curso 2005-2006 fue de 2185 euros en total.

Resumiendo:

Y además: si encuentras cualquier otra beca compatible, la puedes pedir. Va por cuenta del estudiante. Aquí hay ejemplos de varias ayudas.

1.4. Buscar el destino

En la web del ARI hay que pedir 10 universidades, en orden, de las que se elegirá preferentemente la primera (si por notas puedes entrar y aún hay plazas) y si no se irá bajando. Había muchas disponibles para elegir (y en muchos países), pero no conocía ninguna. Olvidé apuntarme la lista; lo siento.

Pregunta a cualquiera que haya ido de Erasmus, y te dirá que se lo pasó muy bien. Cualquier sitio es bueno, y por eso me costó mucho elegir :-) Para cada universidad, lo que yo hacía era:

  1. Entrar en su página web (que no entendía), y buscar algo así como el plan de estudios
  2. Buscar información de la universidad por la Wikipedia, en el idioma propio, en español, en inglés, en el que haga falta… Y sí, existen artículos sobre cada universidad
  3. Buscar más información (Wikipedia) sobre el pueblo donde está, y apuntarse un poco cómo es

¡Cuidado! En la lista de universidades disponibles, no todas las que vi eran de informática. Detecté una de estudios teológicos/religiosos, otras de ciencias económicas, etc. Es posible apuntarse (por eso las ofrecen), pero fíjate bien en el plan de estudios de cada una.

Y sobre los países de Europa: en España conocemos algunos cercanos, pero de otros nos llega muy poca información. No por eso son peores; simplemente es que no los conocemos (más por descubrir).

Yo busqué algo sobre Finlandia, porque me recomendaron alguna universidad de informática de ahí. Me informé un poco más, pregunté, etc. y sólo me contaron que «hace mucho frío». Por cierto, un comentario interesante (de Víktor): los pingüinos (pájaros de la especie Pinguinus) vivían en el hemisferio norte, pero en 1844 la especie se extinguió… :-( Más adelante, encontraron en el hemisferio sur a unos pájaros parecidos, de la familia Spheniscidae, y se aprovechó el nombre «pingüino» para esta otra especie.

A diferencia de los Pinguinus, yo ya estaba estudiando el alemán (desde enero), y vi que como idioma me gustaba, así que decidí ir a un país donde se hablara para acabar de aprenderlo. En mi lista puse universidades de países como Alemania, Austria y Suiza (también Finlandia), fijándome mejor en las de Alemania. Elegí en primer lugar Karlsruhe porque vi que ofrecía proyectos interesantes en su página web, y al final es la plaza que conseguí.

Así quedó mi lista de universidades que pedí. ¡Cualquiera de ellas me habría ido bien! Si te toca elegir universidad a ti, prepárate para dedicar mucho tiempo buscando por tu cuenta.

1.5. Decidir los detalles

Con cada petición en el web del ARI, hay que decir:

  1. si es para el primer semestre (invierno), para el segundo (primavera) o para los dos (un año)
  2. si es para hacer asignaturas o para asignaturas+PFC
  3. otros comentarios (hay un cuadro de texto para escribir)

Así que tuve que decidir si me estaba medio año o un año. Sin dudas, yo prefería estarme 1 año, con las consecuencias que eso trae (la beca de AGAUR sólo me cubriría 6 meses, pero podría pedir la del MECD, que requiere un mínimo de 9). Pero yo sólo iba a hacer el PFC de una carrera técnica, y eso se suele hacer en 4 meses o menos. Pregunté en la FIB si podría estarme 9 para conseguir la beca del MECD, y me dijeron (siempre tan útiles) que en principio no, porque parece algo exagerado; pero quizás sí, porque si estoy ahí y aún no lo he acabado, podría quedarme más. Decían también que lo habitual era matricularse de unos 30 créditos ECTS por cuatrimestre, y que si no hay créditos por hacer, no se puede hacer matrícula. Así que decidí estar sólo medio año.

Por cierto, la estancia no tiene duración fija; no es de un cuatrimestre (como en la FIB), sino que cada universidad tiene su sistema. Por ejemplo, en Alemania hacen semestres. Además, uno puede irse cuando quiere (como si quiere irse 3 meses antes y estar de turista…), pero esos meses no estarán pagados por la beca. En realidad aún no sé cuánto dinero me darán exactamente.

Yo fui a hacer sólo el proyecto final de carrera, de 22'5 créditos FIB (eso son 18 créditos ECTS), así que elegí pocas asignaturas para mi último cuatrimestre en Barcelona; lo necesario para que me faltaran sólo los créditos del PFC. Para conseguir 0'5 créditos que me faltaban, participé en una encuesta sobre dedicación de horas de estudio.

También pensé en si podría hacer el PFC en una empresa, pues aprendería más, me pagarían, y conocería mejor el país y el idioma. Pregunté en la FIB, y conseguí descubrir que hay tres tipos de PFC:

Lo que no encontré es ninguna oferta de empresas disponibles, ni de temas. No sabía ni quién decidía el tema del proyecto. De todas formas, como no lo preguntaban en ningún lado, no me preocupé mucho, y dejé para más adelante el saber si iría a una empresa o no, y el tema.

Decidí no matricularme de asignaturas (porque ya no me quedaban créditos por completar) pero pensé en meterme en las clases que me interesaran. El tema de asignaturas es bastante complicado, porque -me parece- sólo dejan matricularse de asignaturas que no se hacen en la universidad de origen. O sea, si en el plan de estudios sale Sistemas Operativos, hay que cursar esa asignatura (y no otra) en la universidad de origen para que puedan dar el título. No se puede hacer de forma no presencial o en otro lado.

En este artículo no hablaré mucho de asignaturas porque yo no hice; lo siento. Pero como curiosidad, explico que en Alemania, el tema de matrículas es distinto: en principio no te matriculas de nada, y entras en las clases que quieres. Unas semanas antes del examen final es cuando hay que inscribirse; naturalmente, puedes inscribirte sólo en las que crees que te pueden ir bien.

2. Contacto con la universidad

2.1. Plaza concedida

Se podía pedir plaza hasta el 8 de marzo, pero no avisaron sobre cuándo decidirían quién la tenía y quién no. Tuve que esperar mucho tiempo sin saber si la conseguiría y sin saber a dónde iría en caso de conseguirla. Pero fue un error esperar sin hacer nada; aunque no sepas el país donde te va a tocar, hay muchas cosas que ya puedes planificar (tema PFC, asignaturas, idioma, maleta, documentos en regla, etc.)

Fue el 31 de marzo cuando actualizaron la web, y vi que sí que tenía plaza para la Universität Karlsruhe (en Karlsruhe).

Nos avisaron por correo electrónico de que habría una charla informativa, pero esta vez sólo para los que tenían plaza. También enviaron una lista de cosas que había que hacer, escondida dentro de un problemático fichero .doc. Tengo una versión convertida en coses_a_fer.txt, pero todo lo que dice ya lo estoy explicando aquí.

2.2. Otra charla informativa

El 6 de abril se hace esta reunión, en donde nos repiten la información básica, y dicen que el siguiente paso a hacer es enviar a la universidad de destino un formulario de inscripción (le llaman «application form»). No dicen dónde está ni dónde hay que enviarlo, ya que eso depende de cada universidad.

Lo más importante de esta reunión es que conocí a más gente que se iba a ir de Erasmus; y en concreto, al otro alumno que también iría a Karlsruhe. Así nos repartimos un poco las gestiones.

2.3. Buscar el formulario de inscripción

Este formulario me dio muchísimos problemas durante varios meses. Ya podría la UPC enviar los datos a cada universidad automáticamente…

El primer paso fue entrar a la página de la universidad (en alemán) y encontrar el formulario. Busqué alguna sección que dijera «Erasmus aquí», pero no encontré nada. La más interesante era la sección del servicio de relaciones interacionales (Akademisches Auslandsamt, AAA).

En esta página había un anuncio que decía que ya se podía hacer la inscripción para el semestre de invierno; y además de forma electrónica, mediante una página web que habían activado. Probé a empezar el proceso, y me preguntaba algunas cosas: que de qué país venía (Spanien), qué estudios quería (Informatik; no confundir con Informationswissenschaft ni Wirtschaftsinformatik), y otros datos que no conocía, por ejemplo: que si quería hacer un Aufbaustudium, Bachelor, Diplom, o keine Abschlussprüfung. Depende de lo que escogiera, me decía que necesitaba un certificado de conocimiento de alemán.

Por suerte, me estaba equivocando de sitio. Más tarde deduje que eso debía de ser para alumnos nuevos que quieren matricularse en la universidad para acabar ahí los estudios. Pero el formulario de inscripción para Erasmus no tenía que ser tan complicado.

Seguí buscando en la página del AAA (relaciones internacionales), pero no encontraba sección de Erasmus. Al final encontré lo que buscaba (formularios) en la sección de descargas. Un montón de formularios de inscripción, todos juntos y en varios idiomas (aunque cada idioma presentaba una versión distinta del mismo formulario).

Me tocó decidir cuál de ellos era el bueno. Los había muy complicados, de varias páginas y que pedían bastantes cosas, pero me quedé con uno muy sencillo (de una página) que ponía SOKRATES/ERASMUS. Le llaman (das) Bewerbungsformular (bewerben: solicitar), y estaba en un formato chapucero que daba bastantes problemas técnicos. Lo he pasado a OpenDocument: Bewerbung.odt (no he corregido los errores de maquetación que había en el original).

2.4. Escribir a la universidad de destino

Ya tenía el formulario, pero faltaba saber a dónde enviarlo. Parece que había que mandarlo por correo postal, pero no tenía ninguna dirección, y ni en el formulario ni en la página web de donde lo bajé lo decía.

Se me ocurrió que quizás había que enviarlo al AAA, porque al fin y al cabo era el departamento de relaciones internacionales. Pero los alumnos interesados lo preguntamos en nuestra universidad (FIB), y nos dieron la dirección de un profesor que se dedicaba a los temas de Erasmus: Jacques Calmet.

Efectivamente, este profesor hablaba de algo de Erasmus en su página web, pero no parecía haber mucha información útil… en realidad, esa información era para los estudiantes de Karlsruhe que querían irse de Erasmus a otro sitio. Tuve que estar siempre vigilando ese detalle, y clasificar bien la información en los dos tipos: llegar a Karlsruhe como Erasmus o irse de Karlsruhe como Erasmus.

Como no sabía si había que enviar el formulario a Calmet o al AAA, escribí al AAA (el 12 de abril); nunca respondieron. Por otras fuentes me enteré de que eso no es nada raro, y que era todo burocracia y papeleo. El correo lo escribí en alemán después de 3 meses de estudiarlo; quizás por eso les pareció spam

Más tarde envié este mismo correo -con mejor ortografía- al profesor responsable de Erasmus (Calmet), que sí que me respondió pronto, diciendo que:

Como era de esperar, estos formularios también estaban en un formato cerrado, no estándar, y lleno de problemas: el .doc. Veréis que me quejo mucho, y no es para menos: el formulario para pedir alojamiento era un fichero de 120 Kb, pero que sólo tenía 3 Kb de texto. El resto eran otros textos confidenciales de la universidad, que no sé por qué el fantástico Microsoft Office puso ahí (en realidad, ni lo sé ni lo puedo saber, por ley).

Encontré cientos de nombres de alumnos de muchas universidades, y también de profesores (a algunos les conocía porque eran de mi universidad). También había correos (completos) a empresas y fragmentos de trabajos técnicos. Y claro está, información sobre los ordenadores por los que había pasado el documento .doc: nombres de usuario, rutas, enlaces a otros ficheros, información sobre impresoras, etc. Pero bueno, ése no es el tema aquí.

2.5. Enviar formulario

Por fin sabía dónde había que enviar el formulario: al AAA, en concreto a la persona que me dijeron. Lo rellené con mis datos, enganché una foto, lo firmé, y le puse un sello (me costó 57 céntimos). Lo envié el 12 de mayo, y tardó en llegar…

2.6. Preparando el PFC

No sabía cuál iba a ser el tema de mi proyecto de final de carrera, ni sabía quién lo elegiría, ni si lo haría en una empresa o no. Tampoco tenía profesor asignado.

Como no sabía si había alguna lista de temas disponibles, lo pregunté por correo al único profesor que conocía en Karlsruhe; el encargado de Erasmus, Jacques Calmet. Me dijo que no sabía qué tipo de proyecto tenía que hacer yo, ya que tienen dos:

También me dijo algo sorprendente: es muy pronto para buscar un tema, ya que no llegarás aquí hasta octubre. Se supone que hay que tenerlo planificado desde hace tiempo… Me dijo que van saliendo temas durante todo el año, y que buscara por departamentos. Así que no, no había lista de temas disponibles, ni persona encargada de asignar tema de PFC a los Erasmus.

Más adelante me sugirieron varios enfoques:

Pero antes tenía que descubrir qué modelo de proyecto tenía que hacer.

2.7. Número de créditos del PFC

Como yo tampoco sabía qué tipo de proyecto tenía que hacer, conté a mi universidad todo lo que me habían dicho, y me dijeron que ninguno de los dos tipos ofrecidos me valía: el Studienarbeit (3 meses) era corto y el Diplomarbeit (6 meses) era largo, así que tendrían que hacerme uno a medida.

Lo que me interesaba era el número de créditos ECTS, así que investigué un poco: en mi universidad (FIB) se usa un sistema de créditos propio, y por ejemplo el PFC de una carrera técnica (de 3 años) es de 22'5 créditos FIB. Vi que en una asignatura de 7'5 FIB decía que correspondía a 6 ECTS, así que deduje que 1 ECTS = 1'25 FIB. Por tanto, yo necesitaba un trabajo de 22'5 / 1'25 = 18 ECTS.

Entonces busqué a cuántos ECTS correspondían los de Alemania, y vi:

Y el mío tenía que ser de 18 ECTS. Siguiendo la regla de tres, le tocarían unas 360 horas de trabajo (aunque en algún lado leí que debían ser unas 450), y 3'6 meses.

Hablando de meses… en la UPC los cursos se organizan en cuatrimestres, aunque sólo hacemos 2 al año, y nos queda otro de vacaciones :-) ¡Qué poco trabajamos! En Alemania lo organizan en semestres, y también hacen 2 al año… pero creo que no es que no hagan vacaciones, sino que están incluidas dentro del semestre y les llaman «período no lectivo».

Eso me da un problema: yo me matricularé en el cuatrimestre de invierno en la FIB, pero me iré a Alemania a hacer el proyecto durante seis meses. Normalmente en la FIB ponen las notas al final del cuatrimestre, así que me preguntaba si tendría que enviar las notas al estilo de la FIB (4 meses después de empezar) o al estilo alemán (6 meses después de empezar). Lo pregunté en la FIB, y me dijeron que las notas del PFC pueden llegar más tarde, así que no hay que preocuparse.

El tema de los créditos lo solucioné encontrando un profesor que me hiciera un proyecto a medida (con tantos créditos como le pidiera); luego lo explicaré.

2.8. Asignaturas

Desgraciadamente para los lectores, no puedo explicar las gestiones que hay que hacer para decidir las asignaturas, porque yo sólo fui a hacer el proyecto final de carrera.

Me parece que el tema es algo difícil, porque hay que elegir varias que no estén disponibles en el plan de estudios local. Además, desde la universidad local tienen que revisar y aceptar esta lista.

Hay apuntes e información sobre varias asignaturas de informática en Karlsruhe en varios sitios; por ejemplo: 1

3. Petición de becas

3.1. Buscar más becas

Conocía tres becas: la de Erasmus, la de AGAUR y la del MEC, todas compatibles entre ellas. Pero en realidad, cualquiera puede buscar por su cuenta otras becas y ayudas de otras organizaciones, y si son compatibles, las puede pedir.

Entonces encontré por casualidad una beca del MEC para cursos de idiomas en el extranjero. Según entendí, si en verano me matriculaba en una academia de idiomas en Alemania, me darían la ayuda. Pero tenía muchas preguntas:

Además había muchas otras cosas molestas o incómodas. Después de perder mucho tiempo preguntando y esforzándome por entender el lenguaje legal, tuve que desistir y no pedir nada. Estoy harto de que el gobierno haga las cosas de una forma tan chapucera.

3.2. Beca del AGAUR

El 24 de mayo de 2006 ponen en Internet las instrucciones para pedir la beca del AGAUR, de 200 euros más al mes. Desde la universidad nos avisaron por e-mail para que preparásemos la solicitud; eso estuvo muy bien.

El procedimiento es algo especial: hay que rellenar un formulario por Internet, y validarlo y enviarlo electrónicamente; pero también hay que presentarlo en papel en la oficina del AGAUR. Todo esto en el período del 1 al 15 de junio.

También vi cómo funcionaba esto de la beca. A cada alumno le dan una puntuación, formada por:

Ordenan a la gente por puntuación, y a los primeros les dan la beca (que siempre es de 200 euros).

3.3. Examen de nivel de idioma

Ya vi que el tema económico era opcional: se podía pedir que no miraran tu renta, a cambio de conseguir 0 puntos en ese apartado. Me preguntaba si en el tema de idiomas también era posible.

Yo no tenía muchas esperanzas, ya que llevaba 5 meses con el alemán, y no iba a conseguir acreditar un nivel B2 o superior. Como hacer las pruebas cuesta dinero y tiempo, pregunté al AGAUR si era necesario. Me contestaron pero no me dijeron nada útil; sólo que «lo mejor es acreditar el conocimiento de idiomas, y luego ya puntuará». Total, que decidí presentarme porque no sabía si era obligatorio o no presentar un certificado.

Pero más tarde me sugirieron que podía hacer el examen de inglés en vez de alemán, sólo para sacar más nota. Como algunas clases se hacen en inglés, y quizás mi proyecto también tendría que hacerlo en inglés, podría ponerlo como «idioma de docencia».

La academia de la universidad, Merit School, estaba ofreciendo esos certificados de nivel de idiomas para Erasmus. Fui un día para informarme (8 de mayo), y resultó que era el último día para apuntarse… Al momento me hicieron una prueba oral y escrita (¡sin haber repasado en varios años!), y me clasificaron para hacer el examen del nivel B2, al día siguiente. Dependiendo de la nota, sería un B2.1 ó B2.2. Tuve que pagar 30 euros por este certificado, que además sólo sirve para este caso especial de pedir la beca del AGAUR.

El día 9 fui a hacer el examen del nivel B2. Consta de 5 partes, cada una con un 20% de peso. La estructura exacta del examen es:

  1. gramática y vocabulario, 45 minutos
  2. comprensión de un texto escrito, 45 minutos
  3. redacción de un texto, 45 minutos
  4. comprensión de un texto hablado, 30 minutos
  5. hablar, 14 minutos, en parejas

El examen me fue bien, aunque me costó la parte hablada, y había ejercicios difíciles. No sé qué nota saqué, pero el 15 de mayo me dieron el certificado del nivel B2.2.

3.4. Recopilar información para pedir la beca de AGAUR

En el formulario tuve que poner:

Esto es sólo el formulario. Además, entregué en papel:

También pedían un certificado de que me han aceptado en un programa de movilidad, pero de esto se encargó por completo nuestra universidad (muchas gracias).

3.5. Entrega del formulario de la beca

Esto de enviar el formulario de forma electrónica no fue fácil. Decidieron que era obligatorio usar un programa y versión concreta (Acrobat Reader 6.0), y esto da muchos problemas, sobre todo para quien no tiene el programa o no quiere tenerlo.

Intentaré resumir cuál es el problema principal: el formulario de beca obliga a usar el programa Acrobat Reader, y por tanto, para pedir la beca hay que aceptar las condiciones especificadas en el contrato de licencia de Acrobat Reader. Estas condiciones son muy restrictivas y poco agradables, y el problema aquí es que se están mezclando con las condiciones de la beca de un organismo oficial.

Creo que deberían usar programas más neutros, que no requieran aceptar un contrato de licencia ni impongan otras restricciones (ya tenemos bastantes con las académicas). El llamado «software libre» cumple eso, así que deberían asegurarse de que es posible rellenar el formulario con herramientas libres; ya sólo porque son neutras. Resulta que empezaron a hacerlo; tienen un proyecto a medias llamado OpenPDF con licencia BSD, pero aún les falta promocionarlo. Parece que la Generalitat contrató a una empresa, openTrends, para que mejoraran un programa muy bueno con licencia libre, Multivalent.

Ah, y más cosas sobre el formulario me encontré también con problemas técnicos: le daba al botón «Validar formulario» y no hacía nada. Al estar limitado a un solo fabricante y no poder investigar o arreglar el fallo, me tuve que aguantar y seguir probando veces y veces tontamente. Tendría que haber ido físicamente a sus oficinas a rellenar el formulario desde ahí (hay unos ordenadores disponibles para ese tipo de cosas).

El formulario había que rellenarlo, validarlo, enviarlo electrónicamente, imprimirlo, y después llevarlo en persona. Una vez entregado en papel (son 10 páginas), me dieron un justificante, que ya no usé más.

Como curiosidad diré que 2 años más tarde entré a trabajar en esa empresa que había hecho el programa openPDF, y ayudé a mejorarlo para conseguir que la Generalitat pudiera usarlo en vez de Acrobat Reader.

3.6. ¿Beca concedida?

Me parece que no avisan a quienes consiguen la beca, y parece que hagan lo posible para que los seleccionados la pierdan con el mínimo despiste. Lo digo porque hay que estar continuamente mirando el «tablón de anuncios» del AGAUR (no sé dónde está eso…), y cuando se publique la lista, llenar rápidamente un formulario de aceptación antes de que te anulen el pago.

El día 31 de julio entré por casualidad a la página web del AGAUR, y vi un documento (del 19 de julio) en el que daban la lista de personas que tenían que presentar documentación extra, pero en menos de 10 días si no querían que se considerara que «se desiste de su solicitud». Por suerte yo no salía en la lista… menos mal, porque ya habían pasado los 10 días. Había unas 600 personas, la mayoría con problemas de papeleo con lo de las rentas: faltan recibos del IBI, fotocopias del DNI de los familiares, firmas de autorización, etc.

Me tuve que ir sin saber si me daban la beca o no. Eso sí, siempre al tanto de si sale el listado, para podar mandar el documento de aceptación. No sé si tendría problemas para hacerlo desde el extranjero…

Anunciaron los resultados muy poco después, el 26 de septiembre, y hubo pocos problemas; lo explicaré luego.

4. Más gestiones con la universidad de destino

4.1. No llega el formulario de inscripción

Envié el famoso formulario de inscripción el 12 de mayo. Pero el 4 de junio me llega un e-mail del AAA diciendo que aún tengo que enviarlo. Les digo que ya lo envié, y me dicen que ellos no lo tienen… Comprobé que lo había mandado al sitio correcto, y les pregunté que qué podía hacer: ¿Tenía que enviarlo otra vez? ¿Por correo urgente? ¿Fax? ¿Y por qué no e-mail? No me respondieron, aunque el plazo para enviarlo acababa pronto.

Después de volver a preguntarlo otra vez, me llegó un correo (un mes más tarde, el 2 de julio) diciendo que ya tenían el formulario (¡bien!) y que me tocaba recibir la carta de aceptación antes de final de mes.

4.2. Otros formularios

El 4 de junio me llegaron del AAA dos nuevos formularios: el L y el H, que rellené y respondí por correo electrónico. Eran demasiado sencillos:

Como me parecían absurdos, pedí más información para saber a qué me comprometía si enviaba alguno de ésos. Me dijeron que:

Así que los envié. Meses más tarde me llegó la carta de aceptación y vi que ahí explicaba mejor todo esto.

4.3. Buscar tema para PFC

Sólo había contactado con el profesor encargado de temas de Erasmus: le mandé una lista de temas que me interesaban y me dijo qué departamentos y profesores me podían ir bien. Al poco tiempo, este mismo profesor me ofreció un tema para el proyecto, relacionado con un sistema de toma de decisiones con conocimiento incierto y redes bayesianas.

El tema me parecía interesante, pero busqué más. Recorrí la lista completa de departamentos de la facultad de informática de la universidad de Karlsruhe para saber a qué se dedicaban, y encontré uno que me gustó, el AIFB, que, curiosamente, no salía en la lista (luego descubrí que era una institución asociada, no un departamente propio).

Miré los proyectos en los que trabajaban, e intenté entender algunos de los que me interesaban. Pasé mucho tiempo estudiándolos y comprobé que todos me gustaban :-) Vi que un profesor trataba especialmente temas que en los que yo ya estaba pensando, así que le escribí y le pedí que si podía ser mi Betreuer (asistente; el que lleva el PFC). Me preguntó que qué experiencia tenía con lo de la web semántica, y al final me dijo que sí que encontraríamos un tema y que me haría un proyecto del número de créditos ECTS que necesitara. Así que me quedé con este profesor y le dije que no al primero.

4.4. Por fin me llega la carta de aceptación

Envié el formulario de inscripción el 12 de mayo, y recibí la carta de aceptación mucho más tarde, el 10 de julio (dos meses después). Me llegó muy justo de tiempo, pues ese misma día una hora más tarde tenía que ir a hablar con la encargada de relaciones internacionales en la FIB para darle la carta y hacer otras gestiones.

En el sobre había:

5. Más gestiones con la universidad local

5.1. Precompromiso de movilidad

El domingo 9 de julio me llega un correo urgente de la UPC que decía:

Decían que quien aún no tuviera estos trámites hechos, tenía que ir a pasar el día siguiente (lunes 10 de julio) a hablar con la responsable de relaciones internacionales, a las tres de la tarde.

Pues bien, ese mismo día a las dos de la tarde (una hora antes de salir hacia la FIB) es cuando me llegó la famosa carta de aceptación, así que pude llevarla a la universidad para que me hicieran uno de los trámites: el precompromiso de movilidad.

La encargada de RRII se hizo una fotocopia de la carta, y me preguntó las fechas de inicio y fin. Éstas eran las que después saldrían en la credencial. Me pusieron como inicio el 20 de septiembre, y como final el 30 de marzo de 2007. Yo sabía que estaría más (hasta el sábado 31 de marzo, para cumplir con lo que dije en la beca de AGAUR), pero preferían no poner días festivos, porque durante esas fechas habrá que conseguir un sello, y en festivo la universidad está cerrada.

Se imprimieron un papel con el precompromiso, y me dijeron que me esperara: la OMI me escribiría para que pasara a buscar la credencial, cuando estuviera lista (fue muy pronto).

No me dieron papeles, pero a partir de este día, vi algunos cambios: En la página privada para alumnos de informática (el Racó), me salía en una pestaña que tenía el proyecto de final de carrera (PFC) matriculado. Además, en la web del ARI vi más datos: aparte de las fechas de inicio y fin, por primera vez vi cuánto dinero me iban a dar en el primer pago de Erasmus. Eran 468 euros para 6 meses (sale a 78 por mes; un dineral).

También me recordaban que aún no había entregado el certificado de estancia ni la encuesta, que son cosas que se hacen al final. Había unos enlaces para bajar esas dos cosas, pero con muchos problemas técnicos que nunca arreglaron.

5.2. Credencial

Pasé por la OMI (Oficina de Movilidad Internacional) de la FIB el 19 de julio (día de la matrícula para el próximo cuatrimestre). Allí me dan la credencial de movilidad, que es una hoja donde salen mis datos, la carrera y universidad de destino, las fechas exactas de ida y vuelta, y el dinero que me han adjudicado (que fue de 468 euros para los 6 meses). Ahí confirmé que este pago es el primero de los tres. El segundo lo dan a la vuelta, y el tercero en 2008, dos años más tarde.

También me hicieron firmar las condiciones de aceptación del pago, y me dieron otros papeles:

Justo después de recibir la credencial, la llevé a secretaría, donde se hicieron una fotocopia.

5.3. Matrícula en la FIB

El mismo día (19 de julio) fui a hacer la matrícula en la FIB. Sólo tenía que matricular el PFC, así que no había peligro de quedarse sin plaza. Seguí el proceso de la forma habitual (problemas, caos, etc.) y al final tuve en mi matrícula los 22'5 créditos del proyecto, con una nota que ponía «Matrícula de programa de intercambio» (esto sólo salió en la versión impresa). Se supone que tenía que pagar 308'70 euros por estos créditos, pero debido a un tema que no consigo explicar del todo, me salió mucho descuento por «matrículas de honor» acumuladas y no pagué nada. :-)

Además, me dieron una carpeta, que me serviría para llevar todos los documentos de Erasmus. Mientras preparaba todo, fui haciendo dos montones de papeles: lo que me tengo que llevar, y lo que tengo que dejar aquí.

Me quedaban 0'5 créditos ALE (asignaturas de libre elección) para acabar la carrera, que conseguiría en el siguiente período de reconocimiento de créditos, porque participé en una encuesta sobre el tiempo de estudio.

5.4. ¿Primer pago de Erasmus?

Me fui sin que me hubieran pagado nada por la beca Erasmus. Lo hicieron poco más adelante, una semana después de irme (luego doy más datos).

6. Alojamiento

6.1. Cómo está el tema de buscar residencia

En Karlsruhe hay mucha demanda de alojamiento, y por eso todos recomiendan buscarlo lo antes posible. En algunos sitios hablan de pedirlo con 6 meses de antelación, ya que hay listas de espera muy largas.

Investigando un poco por varias páginas web y preguntando a varios amigos, descubrí varias opciones:

6.2. No quedan plazas

Envié al AAA un formulario pidiendo ayuda para el alojamiento, o algo así (no explicaban en qué consistía). El 4 de julio me llegó un correo diciendo que no tenían plazas, así que nos tendríamos que buscar la vida cada uno, sin ayuda del AAA (aunque nos pondrían en una lista de espera, por si acaso).

Parece que el tema del alojamiento es complicado en Karlsruhe. Hablando con otros Erasmus en otros países, me dijeron que la propia universidad ya les había asignado el alojamiento junto con la carta de aceptación.

6.3. Comparar residencias

Seguí mi algoritmo habitual de comparación:

  1. Hacer una lista de factores que influyen en la elección de una residencia
  2. Ordenar estos factores por importancia (esto es subjetivo)
  3. Encontrar el valor real de cada factor para cada residencia
  4. Elegir la mejor residencia (la que tiene mejores resultados en las cosas que nos importan)

Los factores en los que pensé fueron, por ejemplo:

Pero estos datos cuestan de encontrar, ya que cada residencia no da valores exactos. Para empezar, la oficial (StudentenWerk) ya tiene más de 20 edificios distribuidos por la ciudad, cada uno con muchas plantas y habitaciones de diferentes características. Por eso creo que primero hay que elegir un sitio cualquiera, y luego buscar una buena habitación dentro de las posibilidades de ese sitio.

Me habría ido muy bien tener en ese momento una lista de residencias de Karlsruhe, con comparativa de precios y muchos más detalles: Studentenwohnheime in Karlsruhe. Esta lista la encontré unos días antes de irme.

A mí se me estaba acabando el tiempo, así que decidí empezar pidiendo plaza en la que más me habían recomendado, la HaDiKo.

6.4. Pido plaza en HaDiKo

Fui leyendo poco a poco la extensa página de HaDiKo, hasta que un día me avisaron de que había que inscribirse 6 semanas antes de la llegada, y vi el poco tiempo que me quedaba. Entonces me informé más sobre el proceso de apuntarse, y el 5 de agosto les mandé por correo electrónico lo que pedían:

Muy poco después me respondieron diciendo que, como estaba muy lejos (a más de 500 Km), no podían hacerme una entrevista personal para saber dónde y con quién colocarme, así que yo mismo tenía que mandarles una autodescripción sobre el carácter y personalidad, todo en menos de dos semanas. Me costó escribirlo en alemán, pero me quedó una descripción bastante buena en la que sólo se hablaba bien de mí :-) Intenté dejar claro lo que les interesaba saber: no fumo, hago poco ruido, soy ordenado, causo pocas molestias, etc.

Pero mucho más tarde (en septiembre) me dijeron que no podían darme plaza, porque tenían preferencia los estudiantes que venían desde el AAA (no sé qué quiere decir eso… yo ya lo había intentado mediante el AAA, y dijeron que no había plazas). Pedí una mejor explicación, pero no me respondieron (nunca lo conseguí entender, pero imagino que era un tema de porcentaje máximo de extranjeros). Así que tuve que olvidarme de HaDiKo temporalmente, aunque quizás al llegar ahí podría entrar.

6.5. En otras residencias

Pedí plaza en otros pisos compartidos, con distintos resultados. Algunos no contestaron al correo electrónico, y otros me dijeron que no.

Por ejemplo, había una asociación de estudiantes, Teutonia, en donde ofrecían una bonita habitación con todo incluido por 130 euros al mes. Pero me dijeron por e-mail que sólo la alquilaban a estudiantes que empezaran los estudios, y por lo visto, yo no lo era. Luego me enteré de que en una asociación de ese tipo (Burschenschaft) buscan a estudiantes que vayan a estar varios años ahí, ya que los miembros antiguos pagan con sus cuotas los gastos de los nuevos (por eso es tan barato).

Me fui preparando para llegar a Karlsruhe sin tener alojamiento…

6.6. En un albergue

Conseguí por fin una cama para las 3 primeras noches en la ciudad; eso sería suficiente para poder buscar algo mejor.

Fue en el Jugendherberge, que es el único albergue juvenil que hay en Karlsruhe, y por eso está muy solicitado en esas fechas. Básicamente: la mayoría de estudiantes llega sin tener alojamiento, y casi todos pasan por el JH.

«Jugendherberge» es el nombre de una cadena de albergues; en Karlsruhe sólo hay uno, y está en la calle Moltkestraße, 24. Las habitaciones son compartidas (4 ó 6 camas), y los precios son relativamente baratos: 18 euros la primera noche, y 15 las siguientes, con desayuno incluido. Si se quiere comida y cena, se puede también pedir media pensión o pensión completa.

Pregunté por correo electrónico si podría dejar la maleta ahí de forma segura (no en una habitación con más gente), y me dijeron que sí que había armarios con llave. Eso me tranquilizó mucho: ya tenía un sitio donde dejar la maleta durante los tres días que tenía para buscar alojamiento.

7. Idioma

Otro tema en el que hay que pensar es el idioma. Por suerte, los estudiantes Erasmus no necesitan tener títulos de academias (aunque quizás unas pocas universidades los piden para asegurarse). De todas formas, yo iba a escribir mi proyecto final de carrera, y quería hacerlo en alemán, así que tuve que estudiarlo.

No hice caso a quienes dicen eso de «Tú ves ahí y ya lo aprenderás». Conozco muchos casos de gente que ha estado años en Alemania y ha vuelto sin aprender casi nada de alemán, bien porque han estado siempre con otros españoles, o porque hablaban en inglés. Así que cuidado; ¡aléjate del grupo de españoles!

Yo no sabía nada de alemán, pero empecé a aprenderlo en enero de 2006, y en unos 3 meses ya empecé a escribir con pocos errores aunque muy poco a poco. Estudié principalmente la gramática (me gusta): leí un libro muy bueno aunque algo viejo (unos 50 años): «Gramática sucinta de la lengua alemana», de Otto-Ruppert, editorial Herder-Groos. Además, fui leyendo a la vez otros dos libros para contrastar lo que decían; en concreto, uno muy útil llamado «El alemán sin esfuerzo», de Assimil (y mi edición era de hacía sólo 40 años).

Por último, encontré un curso muy bueno por Internet, bastante nuevo, que también empecé: Deutsch, warum nicht?, de la Deutsche Welle. Tiene lecciones y diálogos hablados para bajar; hay 4 series de 26 capítulos cada una.

Otros recursos que usé son:

Intenté preparar también un intercambio lingüístico (les llaman tándem, y consisten en que una persona enseña su idioma a otra y viceversa). Puse un cartel en el Instituto Goethe pidiéndolo, pero después cerraron por vacaciones. Me recomendaron mirar Loquo, sección «language exchange», en donde vi pocas ofertas pero muchas peticiones de alemán. Escribí a algunos/as pero como ya era muy tarde (me iba en un mes) no pude hacer mucho; hablé dos días con dos personas, y creo que sí que me fue bastante útil.

Pensé en apuntarme a un cursillo de idiomas al llegar ahí. Por unos 100 euros había un curso de 6 meses en el SprachenZentrum, con varios niveles; empiezan en octubre. Al final no lo hice porque eran demasiado básicos, pero hice otro (ya lo explicaré).

8. Cosas para llevarse

8.1. DNI/Pasaporte

Hace falta un DNI o pasaporte para varias gestiones, como lo de comprar un billete de avión. En Alemania también lo piden al matricularse en la universidad.

Pero mi DNI caducaba en enero de 2007, y yo no estaría aquí para renovarlo, así que me iría mejor renovarlo antes e irme con un DNI válido durante toda la estancia. Lo malo es que en la comisaría de policía se negaron a renovarlo, porque decían que sólo lo hacen si falta menos de 3 meses para que caduque.

Por eso, para asegurarme me hice el pasaporte, que sirve para lo mismo y me duraría 5 años. Es un documento curioso porque, aunque pagué 16'50 euros, pone en la última página que no es mío, sino del Gobierno, y que lo tengo que cuidar mucho. Así que los 16'50 euros son sólo por el alquiler.

Viajé con el pasaporte válido, pero con un DNI que iba a caducar en enero. Creo que va bien tener dos documentos identificativos, porque uno se puede llevar encima siempre y el otro se puede quedar dentro de la maleta, por si acaso hace falta. También me dijeron que en un ayuntamiento se puede hacer una especie de fotocopia autorizada del DNI, que es barata pero válida legalmente; no lo comprobé.

Por cierto, hay que hacerse muchas fotos de carnet. Al matricularse en la universidad hay que entregar varias, así que hay que llevarlas preparadas.

8.2. Salud

Fui a la oficina de la Seguridad Social en mi pueblo, y pedí que me hicieran la Tarjeta sanitaria europea, que da cobertura médica gratuita (ya veremos…) en los países que tienen un acuerdo con el sistema médico español. Me habían dicho que tenía que presentar la credencial Erasmus, pero es mentira: sólo pidiendo la tarjeta ya te la hacen. Es gratis y vale por un año desde que se emite.

En tema de vacunas no necesité nada especial; parece que las bacterias alemanas son como las de aquí.

Investigué un poco sobre el sistema sanitario en Alemania, y vi que tenían la AOK: Allgemeine Ortskrankenkasse. Creo que es como la Seguridad Social aquí, pero no leí mucho más por falta de tiempo…

8.3. Dinero

No iba a llevarme todo el dinero en metálico. Planeaba llevar sólo un poco, y abrir una cuenta en un banco de ahí; dicen que a los estudiantes no les cobran comisiones. Entonces, cuando necesitara dinero avisaría a mi casa para que me lo ingresaran (con esta transferencia entre bancos sí que cobran, claro, pero intentaría que fueran pocas).

Para traspasar dinero entre bancos de países distintos, hace falta saber el código IBAN de la cuenta. Por curiosidad, pedí el IBAN de mi cuenta de aquí; no es más que el código de cuenta normal con un prefijo.

De todas formas, me llevaría una tarjeta de crédito de aquí por si acaso necesitaba sacar dinero urgentemente. Cobran comisión.

Otro asunto económico fue el de los productos que tenía contratados en la caja de ahorros: tenía un «depósito» o algo así que vencería (o sea, acabaría) mientras yo estaba fuera. Me aseguré de que el dinero fuera a parar al sitio adecuado sin tener que intervenir yo; si no se puede, también va bien autorizar a un familiar para que pueda hacer los trámites que hagan falta en cada momento.

Ah, y otra cosa: corren rumores de que en Alemania el impuesto sobre el valor añadido (IVA) pasará a ser del 19% en enero del 2007… (ahora es 16%). Así que las compras grandes ¡hay que hacerlas en 2006! Más información: Umsatzsteuer.

8.4. Documentos para llevarme

8.5. … y para no llevarme

Hay cosas que tengo que dejar en casa:

Mi ordenador principal también tuve que dejarlo en casa… :-( ya que, aunque es un portátil, no tiene pantalla porque se la quité (es una larga historia).

Además, en mi casa soy el encargado de la conexión a Internet, porque soy quien más la usa: tengo mi servidor web, que es un ordenador que está encendido todo el día y que aloja mi página web. Llevaba dos años y medio encendido (sin reiniciar), pero calculo que no duraría 6 meses más, porque los discos duros también mueren.

Esto me dio un problema, ya que si se estropeaba, yo no estaría para instalar otro (buscar otro ordenador, ponerle Linux y GNU, optimizarlo, añadir programas, hacer muchas pruebas, …). Tenía que decidir entre renovarlo antes de irme, o quitarlo definitivamente.

Como no tuve tiempo para renovarlo (aunque sí muchas ganas), le pedí a un amigo que si me podía alojar mi página durante 6 meses, y así lo hizo (muchas gracias). Apagué el ordenador, escribí un artículo sobre cómo me funcionó mi servidor, y empecé a dar de baja el ADSL y a contratar uno más sencillo para el resto de mi familia (que lo usa poco).

8.6. Aparatos por llevar

Hablando de aparatos… pues creo que el más importante es un despertador, y tampoco es necesario.

Otra cosa que me podría ser útil es un ordenador portátil. Aunque en la universidad habrá ordenadores, puede ir bien tener uno propio con el que ir escribiendo el proyecto final de carrera. No hay que olvidar que se puede comprar ahí, y que incluso puede ser uno de sobremesa (en vez de portátil), ya que tendré una habitación.

Lo bueno de comprar uno ahí es que no hay que llevarlo en la maleta del avión, y que puedes venderlo cuando te vayas. La «malo» es que en alemán tienen las teclas Y y Z intercambiadas, así que si te lo traes de vuelta quizás sea algo molesto (aunque yo tengo una solución; se llama Dvorak). Yo conseguí una solución mejor: mi tutor del proyecto final me dejó uno, y se lo devolví al irme :-)

Lo que no me dio ningún problema es el teléfono móvil, porque no tengo (no lo necesito). En vez de llevar, compré uno de segunda mano el día siguiente de llegar a Alemania, y me fue muy útil los primeros días, mientras buscaba piso (lo explico después). Ah, me recomendaron otra opción: comprar en España un teléfono libre (que acepte una tarjeta de cualquier compañía), y comprar por Internet una tarjeta SIM alemana (pagando gastos de envío). Entonces tendría en España un móvil alemán listo para usarse, e incluso podría dar mi número a otras personas antes de llegar ahí.

Si vas en modo turista, necesitarás una cámara de fotos y cables/memorias/carretes correspondientes. No olvides tampoco una memoria USB si vas a trabajar con ordenadores.

No hay problema en cuanto a conectar aparatos eléctricos de aquí: los enchufes en Alemania son como en España: de tipo F, 230V y 50 Hz (ver tabla de tipo de enchufe por países). Puede ir bien llevarse un ladrón eléctrico, pero es más fácil comprar uno ahí.

8.7. Hacer la maleta

Mmm… este artículo va de gestiones y burocracia, pero como lo estoy explicando todo, también hablaré un poco de qué tuve que decidir en cuanto a la maleta:

¿Y qué meter? Bueno, ya lo decidirás tú… pero nombro algunas cosas, por si no se te habían ocurrido:

Y para la bolsa de mano (la que se lleva en el avión):

Al elegir la ropa, tuve que descubrir si hacía frío o no, para saber lo que me convenía más. Gracias a Internet y a la Wikipedia, pude ver muchas fotos de Karlsruhe, y me fijé especialmente en las que salía mucha gente (como en ésta, de enero) para ver cuánto se abrigaban. Por cierto, en esa foto veo un lavabo :-) Y ningún papel en el suelo :-) Luego vi más fotos; por ejemplo una de junio, donde se ve que no llevan tanta ropa.

Acuérdate de etiquetar todas las maletas para poder recuperarlas si se pierden: pon nombre, dirección, teléfono, y código identificador de vuelo. También se le suelen poner candados para dar sensación de seguridad.

9. Viaje

9.1. Elegir medio de transporte

¿Cómo ir a Alemania? Pensé sólo en tren y en autobús. Pero el tren es muy caro, y además no hay compañías de bajo coste, como con los aviones. Está Renfe, pero no llega hasta Alemania (sólo Francia y Suiza), así que habría que hacer transbordos con otra compañía.

Así que decidí buscar compañías de aviones. Hay muchas, y de precios muy distintos; además, cada una usa unos aeropuertos diferentes. Intenté comparar compañías mediante páginas como WhichBudget, pero vi que no daban información fiable, o sea, que es mejor ir entrando en la página de cada una.

Primero me informé sobre aeropuertos cercanos a Karlsruhe, y entonces vi que había sólo una compañía que volara hacia el más cercano (FKB), y era RyanAir, que además es barata. Me dejaba cerca de Karlsruhe, pero a cambio, tendría que partir desde el aeropuerto de Gerona, ya que los vuelos baratos no salen desde el de Barcelona.

9.2. Elegir día de llegada

Vi que en Ryanair, los precios eran muy distintos para cada día, desde 1 euro hasta 200 (es tan «barato» porque después hay que sumar tasas).

Las clases empezaban el 17 de octubre, pero yo tenía un curso de idioma preparado para hacerlo del 2 al 20 de octubre. Decidí llegar unos días antes, por ejemplo el 26 de septiembre o antes; en principio pensé el 26 porque los vuelos eran más baratos ese día (unos 10 ó 20 euros) comparados con los 70 del día 1 de octubre.

Pero días más tarde volví a mirar precios en Ryanair, y vi que era más caro que antes. No entiendo mucho de vuelos, pero parece que eso es normal; los precios van cambiando mucho. Además, iban saliendo otras ofertas de vuelos a 0'01 euros para días concretos.

Al final decidí comprar el vuelo para el día 20 de septiembre (miércoles), por ser más barato que el resto (10 euros + tasas) y dejarme algo de tiempo para acomodarme. Acerté con esto, porque más adelante me enteré de que la recepción de estudiantes Erasmus se haría el 24, y la matrícula, el 26 y 27 de septiembre. El AAA (relaciones interanacionales) podría haber avisado antes de esto…

Por cierto, no tenía ni idea de dónde estaría del 20 al 30 de septiembre; no tenía alojamiento ni sabría si tendría que pagar 10 días o un mes entero.

9.3. Comprar billete de avión

Los precios por día -cuando compré mi billete- eran:

SEP 15 16 17 18 19 20 21 22
euros 90 120 150 40 10 10 20 40
23 24 25 26 27 28 29 30
euros 50 50 40 40 40 40 60 60
OCT 1 2 3 4
euros 70 60 120 50

…más tasas, que suelen ser unos 30 euros. Elegí el día 20, que son 10 euros, y tuve que añadir:

Me arriesgué a no contratar el seguro de viaje. Nunca había comprado vuelos antes, pero es que lo leí y vi que no me interesaba, pues cubría cosas que no me importaban mucho. Por ejemplo: había indemnización si el vuelo se retrasaba más de tres horas, si se perdía el equipaje por causas externas a la compañía, si se tenía alguna enfermedad antes de partir, y otras situaciones raras; naturalmente, todas con bastante letra pequeña que conviene leer.

En total, pagué: 9'99 + 14'20 + 3'50 + 2'50 = 30'19 euros. Y eso fue exactamente lo que me cobraron (¡es muy barato!). Me mandaron un número de confirmación por e-mail, y me apunté datos datos del vuelo:

O sea, que tarda 1:45 horas. Me apunté también datos sobre maletas:

9.4. Autobús de Barcelona al aeropuerto de Gerona

Vivo en Gavà, cerca de Barcelona, y tendré que estar en el aeropuerto de Gerona 2 horas antes de que salga el vuelo (10:25), o sea, sobre las 8:15.

Mi familia me ayudó a encontrar un autobús directo que sale desde la estación del norte a las 7:00 y llega a las 8:10, ya preparado para coger el vuelo de las 10:25. El billete vale 12 euros. Más datos y plano (calle Alí Bei, 80).

Quise comprarlo por Internet, pero no funcionaba la página. De todas formas, vi que cobraran 21'6 euros por enviármelo a mi casa, así que pasé a comprarlo en persona. El horario de la taquilla era de 03:00 a 19:30, y vi que mi autobús saldría por el andén 28 ó 29. Pagué los 12 euros y me dieron una tarjetita válida para cualquier día.

9.5. Autobús del aeropuerto de Baden a Karlsruhe

El aeropuerto de Baden Airpark está a unos 45 km de Karlsruhe. Así que tenía que preparar una forma de llegar hasta la ciudad.

Encontré el servicio Baden Airpark Express, en donde vi que la compañía Hahn Express tenía un autobús preparado para hacer el camino Baden-Airpark - Express: Baden-Baden * Karlsruhe * Heidelberg (ruta).

El avión llega a las 12:10. Hay un autobús que sale a las 12:35 del aeropuerto, y que llega a la estación (Hauptbahnhof) de Karlsruhe a las 13:15. Creo que vale 9 euros, que se pagan directamente al conductor. Por suerte está todo muy bien preparado.

Pero debería haberme preparado un poco alguna alternativa por si perdía el autobús (que lo perdí…). Más que llevar preparadas las alternativas, lo que me habría ido bien es tener más información sobre el transporte y ciudades cercanas. El camino exacto se puede decidir in situ, o sea, que no hace falta llevarlo todo preparado.

9.6. Plan para cuando llegue ahí

Me preparé una lista de las cosas más importantes por hacer al llegar ahí (y el orden). Lo del orden en que hay que hacerlas fue difícil, porque algunas dependen de otras; por ejemplo, para inscribirse en una especie de censo te piden el contrato de alquiler de la habitación en la residencia, y quizás para entrar en esta residencia te piden haberte registrado como estudiante en la universidad.

Más o menos planeé:

Me apunté unos cuantos datos útiles por si había imprevistos:

De todas formas, surgieron muchos imprevistos, que me toca contar en la próxima sección.

Durante la estancia

Segundo tercio del artículo. Hablo de todo lo que hice desde que llegue a Alemania hasta que tuve que volver (en teoría 6 meses después, en la práctica 1 año).

10. Llegada

10.1. Perder el autobús

Mi avión tenía que llegar a las 12:10, y el autobús desde el aeropuerto a Karlsruhe salía a las 12:35. El avión llegó algo tarde, y las maletas aún más tarde. En total, que a la 13:00 ya no podía coger el autobús, y no tenía ninguna otra alternativa preparada.

Busqué una taquilla de información, pero no había nadie. Encontré la parada de autobús, y a otros españoles que lo habían perdido. Vimos que había otro autobús por la tarde, pero no queríamos esperar, así que planeamos ir en autobús (normal) a otra ciudad cercana, Baden-Baden, y de ahí en tren a la estación de Karlsruhe.

Como éramos unas 8 personas, compramos bonos de transporte, y al final salió incluso más barato que el autobús que iba directo. Por cierto, los demás estaban en la misma situación que yo (sin alojamiento) y por eso algunos fuimos directos al Jugendherberge… :-)

10.2. Ir al albergue

Fuimos con las maletas hasta el albergue, andando. Encontramos a otros estudiantes Erasmus que sí que sabían alemán, y encontramos las calles y el camino sin problemas.

Sobre el albergue:

Tenía 3 noches pagadas en el JH, para los días 20, 21 y 22.

10.3. Ir al AAA para pedir ayuda

Pronto fui al Akademisches Auslandsamt para saludar y contar mis penas sobre la falta de residencia. Encontré de paso a la responsable de Erasmus, que me dijo que no había nada importante que hacer hasta el día 26, que era la matrícula.

Pero hablé también con la responsable de alojamiento. Dijo básicamente que no había plazas para nadie, y que cada uno tendría que buscarse la vida en el mercado privado. Lo único útil que hizo fue darme una hoja con los nombres de algunas residencias, páginas web y periódicos en los que ver anuncios de pisos. La transcribo aquí.

En total, que no me ayudó mucho porque no podía, y había muchos más estudiantes en la misma situación.

10.4. Conocer y entender la ciudad

Al poco tiempo de llegar compré un plano, por 2 euros (una semana después, en la matriculación, me dieron otro igual…). En el plano viene el mapa de las calles, que se puede consultar a trozos en el wiki de Karlsruhe (und zwar Stadtteile der Stadt Karlsruhe), y también un mapa de las líneas de tranvía/tren. Conseguí además un mapa con las líneas de autobuses en la taquilla de KVV, en Europaplatz.

Sobre el tema de transportes hablaré más adelante. Lo básico es que los primeros días, no lo usé, ya que el viaje sencillo cuesta 2 euros. Preferí esperarme a tener un tíquet de estudiante, o una bicicleta, y de momento ir andando.

Pero perdía mucho tiempo en desplazamientos, debido a los horarios: sí, son muy distintos a los de España, y me costó bastante acostumbrarme. Algunos ejemplos:

Me fui apuntando sitios interesantes (con sus horarios), como restaurantes buenos y baratos, o algún cibercafé donde poder usar Internet (lo echaba mucho en falta para lo de buscar piso). Los más baratos eran de 1 euro por hora.

10.5. Cabinas y teléfono móvil

En una tienda de periódicos compré una tarjeta para las cabinas de teléfono, con 5 euros en llamadas. Llamar a España así salía muy caro, y lo gasté pronto.

Más adelante compré en un locutorio una tarjeta especial para llamar a Europa, con la que sale muy barato (no recuerdo las tarifas). La tarjeta es sólo un papel con un código escrito. Hay que marcar un montón de números en un teléfono cualquiera (sin meter la tarjeta) y entonces descuentan el dinero de tu cuenta virtual. Así sale muy barato llamar a España.

El problema es que estaba incomunicado: para buscar piso, necesitaba que la gente pudiera contactar conmigo, y no tenía ni dirección fija, ni Internet accesible, ni teléfono. Así que tuve que comprar un teléfono móvil, sólo para poder dar un número de contacto.

Me pasé por varias tiendas y pregunté tarifas sobre las 4 compañías que hay (T-Mobile, Vodafone, O2, E-Plus). Lo primero que descubrí es que se puede hacer un contrato o usar prepago. Descarté lo del contrato, porque obligan a mantenerlo durante mucho tiempo (2 años). Comparé precios para prepago («tarjeta») y vi que la compañía O2 era barata.

Al día siguiente de haber llegado (21), encontré una tienda de aparatos de segunda mano, y compré un teléfono libre Nokia 3510i por 40 euros, y una tarjeta O2 con 10 euros en llamadas por 15 euros, todo con garantía. Más adelante vi que en el Flohmarkt también vendían móviles, aunque sin saber si funcionan o no.

10.6. Avisar de la llegada

Aparte de a la familia, escribí un correo electrónico a la responsable de relaciones internacionales en mi universidad (UPC) para decir que había llegado bien y para explicar cómo era el proceso de matriculación y qué papeles faltaban.

10.7. Intentar abrir una cuenta en un banco

Para no llevar el dinero siempre encima, intenté desde el primer día abrirme una cuenta en el banco. Pregunté en varios, y me dijeron que si no tengo residencia no puedo abrirme una cuenta.

Pero aún tenía alguna esperanza, porque vi un Banco Santander y un Deutsche Bank, y ambos tienen sucursales por Barcelona. Si lo entendí bien, en Deutsche Bank me dijeron que podía tener una cuenta aquí de la siguiente forma:

  1. Abrir una cuenta en una sucursal en España, y recibir una tarjeta
  2. Llevarla (físicamente) a Alemania
  3. Usar la tarjeta en las sucursales de Alemania. Estaría todo el dinero disponible, y sin comisiones

Pero ya no tenía tiempo para hacer eso, y no estoy seguro de haberlo entendido bien. En todo caso, es algo que me faltó preparar en España. Aquí no conseguí abrir una cuenta hasta 1 mes después de llegar, y hasta entonces llevaba siempre el dinero encima.

10.8. Transferencias de dinero

En la carta de aceptación ya me dijeron que tenía que ingresar 60 euros en la cuenta de la universidad, para temas de matrícula. Se supone que los estudiantes Erasmus no tienen que pagar nada (eso pone en la «carta del estudiante» que me dieron con la credencial), pero este tipo de tasas son típicas.

La cuenta de la universidad era una del BW-Bank. Imaginé que si hacía el ingreso desde otro banco me cobrarían una comisión, así que fui a una de sus sucursales… pero me cobraron 4 euros de tasas :-( Me parece que los cobran siempre si no eres titular de una cuenta.

Por otra parte: los primeros días gasté muy rápido el dinero que llevaba: en el albergue, hotel, restaurantes, aparatos, tasas, alquiler, … Necesitaba sacar dinero.

Llamé por teléfono a mi caja de ahorros (la Caixa) para preguntar si por casualidad había alguna sucursal por ahí cerca, pero no sólo me dijeron que no, sino que me avisaron de que quizás mi tarjeta VISA no funcionaría en algunos cajeros automáticos, ya que no era tarjeta de crédito sino de débito. Corría el peligro de quedarme sin dinero.

Así que fui probando la tarjeta en todos los bancos que encontré. Vi que algunos cajeros la aceptaban (por suerte) y en cada uno de ellos pregunté las tasas. Las comparé y fui al que cobraba menos tasas (Volksbank), pero por sacar 600 euros vi que se quedaron con 24 euros (un 4%). Tendría que haber estudiado este tema antes de irme, ya que creo que se puede evitar tener que hacer la transferencia (con eso del Deutsche Bank que he explicado antes).

11. Buscar residencia

11.1. Buscar residencia de estudiantes

Empecé a buscar alojamiento el día que llegué. Confiaba en poder entrar en una residencia de estudiantes, pero me pasé personalmente por varias, y me dijeron que -en ese momento- estaban llenas.

Un amigo me había dado una lista de residencias de estudiantes en Karlsruhe, en donde salen comparadas y se pueden ver precios, dirección, y otros datos. Con esos datos pude descartar algunas sin tener que ir o llamar por teléfono.

Una fácil de descartar fue un sitio llamado International Department, en donde la habitación más sencilla cuesta unos 450 euros al mes.

Como no encontré ninguna residencia y sólo tenía tres días reservados en el Jugendherberge, alargué 2 días más la estancia: el 23 y el 24 de septiembre. Para el 25 ya no había plaza…

11.2. Buscar hotel

En el albergue (Jugendherberge) ya no había plaza, así que tenía que buscar otro sitio temporal. En el mismo albergue conseguí una lista de hoteles de Karlsruhe, y recorrí varios preguntando precios.

Al final estuve el 25 y el 26 en uno relativamente barato (Handelshof); compartiendo gastos con un amigo, salió por 65 euros.

El día 27 volví al albergue (ya había plaza) y me estuve otra noche más. Esto de hacer tantas mudanzas es cansado.

11.3. Seguir buscando residencia

Viendo cómo estaba la cosa, me olvidé de las residencias de estudiantes, y pasé a buscar alquileres en el mercado privado:

Resultados de todo esto:

11.4. Posible habitación en HaDiKo

Ese mismo día (26) por la noche estaba en una discoteca con otros Erasmus. Se nos acercó la responsable de alojamiento de la universidad y nos dijo a los dos de la UPC: Ich habe zwei Zimmer für euch!. O sea, que tenía dos habitaciones para nosotros, en HaDiKo. Eso nos alegró mucho, aunque no sabíamos si creérnoslo o no: normalmente no daba habitaciones a nadie, y no sabíamos cuánto había bebido esa noche… :-)

Al día siguiente fuimos a su despacho para ver si se acordaba. Lo primero que encontramos es que alguien había enganchado a su puerta un cartel que ponía «Mrs. Yonotengopisoparati». Supongo que vio que eso era español y decidió vengarse: una vez en su despacho, vimos (de reojo) que tenía un papel con la asignación de habitaciones: 2 para los polacos, 1 para el francés, 2 para los españoles, …. Lo que nos sorprendió es ver una anotación entre paréntesis: ponía «2x Spanier (die kleinen)». No es que nos estuviera llamando pequeños (klein), sino que para los españoles estaba reservando las habitaciones pequeñas de HaDiKo… :-)

De todas formas, le conté que tenía otra posible habitación (ésa de 200 euros que vi en Mensa), y me dijo que la aceptara, ya que así dejaba una plaza libre en HaDiKo. Llamé a la dueña del piso para preguntar si sería posible entrar al día siguiente (28), y me confirmó que sí. Así solucioné por fin lo del alojamiento.

Me ahorré el problema de tener que decidir entre HaDiKo y la habitación. De todas formas, no sabía cómo era HaDiKo (ni el precio), así que era difícil comparar. Al final resultó que mi habitación fue muy agradable (en todo), y tuve suerte al elegirla en vez de HaDiKo.

11.5. Entro a la habitación

El día 27 estaba aún en el albergue, pero el 28 ya fui a la habitación. Las condiciones eran un poco extrañas: aunque al principio estaba con una señora algo mayor, el arrendador (= la persona que da el alquiler. La que lo toma se llama arrendatario) era su ex-marido, que estaba en África pero que volvía en unos días.

No me hizo contrato de alquiler, porque no me hacía falta. Solamente recibí unas facturas al pagar, una para el primer mes (200 euros), y otra para la cautela, que es un dinero que se deja como paga y señal, y que se devuelve al acabar el contrato. En alemán, «die Kaution», y en mi caso/a eran 200 euros.

Tenía una habitación en un barrio muy tranquilo (la casa está en un callejón sin salida, y no pasan coches). Además podía usar el baño, cocina, calefacción, agua, electricidad, y todo lo que necesitara; todo incluido. Más tarde descubrí que también había Internet.

Y así es como encontré alojamiento, en tan sólo una semana, pero que resultó larguísima para mí.

12. Transportes

12.1. Entender el sistema de transportes

Me costó bastante tiempo conocer los tipos de tíquet de transporte y los nombres de cada uno. Es importante saber qué hay para aprovecharlo y no ir andando. La ciudad es grande, y si no tienes bicicleta te cansarás.

En Alemania hay U-Bahn y S-Bahn. El U-Bahn es el metro (subterráneo), y en Karlsruhe no hay. Sólo está el S-Bahn (Stadtbahn Karlsruhe), que es una mezcla de tranvía y tren. Esto es algo importante: existe tranvía, y existe tren, pero en Karlsruhe los dos van por las mismas vías. La diferencia entre uno y otro es que el tranvía sólo circula por dentro de la ciudad, mientras que el tren va muy lejos. Lo de que ambos puedan usar las mismas vías es algo poco común y se conoce como Modelo de Karlsruhe.

Aquí hay un mapa de líneas de S-Bahn en Karlsruhe. Es muy importante llevar y conocer este mapa, ya que cuesta de conseguir. Por lo que veo, en el mapa hablan de Straßenbahnlinien (que hacen recorridos cortos por la ciudad), Stadtbahnlinien (que son iguales pero van a barrios más alejados), y Regionalbahnlinien (que son los trenes y van a otras ciudades como Strasbourg, Mannheim, Stuttgart, o Heidelberg). Las paradas más importantes son: Europaplatz, Marktplatz (aquí está la pirámide) y Kronenplatz (universidad).

También hay autobuses: Buslinien, aunque son pocos y normalmente no hacen falta.

Sobre billetes y precios: el viaje sencillo es demasiado caro (2 euros en el tranvía). Para estudiantes hay dos opciones interesantes:

Para saber cómo de lejos se puede viajar con el StudiTicket, hay que mirar el mapa de líneas que he enlazado arriba. Cada línea tiene un color, pero en algunas, hay un punto en el que cambia a color blanco. Hasta ese punto se puede viajar con este tíquet; el resto del camino hay que pagarlo. Eso permite llegar a muchos sitios, como Baden-Baden, Pforzheim, o la Selva Negra (Schwarzwald).

Con tranvía y bicicleta ya se puede ir a cualquier sitio de forma muy cómoda; por eso no es necesario usar coche. Para viajes largos una opción interesante es compartir coche (mitfahren), y van bien páginas como Mitfahrzentrale (luego explico más).

12.2. Comprar bicicleta

Pero lo normal en Karlsruhe es ir a los sitios en bicicleta. Todo está preparado para las bicis, y si no tienes, estás en desventaja (irás más lento que el resto). Las calles tienen o carril bici, o aceras anchas, o un carril en la calzada. Cuando no hay nada de esto, las bicicletas van por la calzada, y los coches no protestan.

Una semana después de llegar, me puse a buscar un sitio donde comprar una bicicleta de segunda mano (ya que nuevas son bastante caras). En la guía Leben und Studieren in Karlsruhe salen las direcciones de algunas tiendas de bicletas, aunque hay muchas más por la ciudad. Fui andando a 5 de ellas, y en todas me dijeron que no tenían. En una me explicaron que la gente no se deshacía de sus bicicletas, y que por eso había poco mercado de segunda mano.

Varios amigos consiguieron buenas bicicletas en el Flohmarkt de Messplatz, pero a mí se me pasó la fecha (me parece que sólo es dos días al año). También me hablaron de un organismo llamado AFB (Arbeitsförderungsbetriebe gGmbH), que, entre otras cosas, negocia la compra y venta de bicicletas y muebles usados. Lo malo es que hay una lista de espera que puede ser de varios meses.

Al final encontré una en una tienda (Radler Martin) por 25 euros, aunque no muy buena (sin marchas, los frenos no van muy bien, y hace algunos ruidos). En el mismo local me dejaron las herramientas necesarias para repararla y me ayudaron a cambiar un neumático.

Nota: conocí muuuchos casos de multas por mal uso de la bicicleta, como cruzar la vía del tranvía en diagonal, no llevar la luz, o ir por el carril bici en sentido contrario. La famosa disciplina de los alemanes funciona a base de multas.

12.3. Comprar tíquet de transporte

Intenté comprar el StudiTicket (que ya he explicado antes) pocos días después de llegar. Fui a donde venden los billetes de transporte, en Europaplatz, y pregunté si podía comprarlo. No tenía ningún carnet de estudiante porque aún no me había matriculado; sólo tenía la carta de aceptación. Me dijeron que no podía comprarlo y que tendría que esperarme a estar matriculado de verdad (eso era el día 26).

Una vez matriculado me dieron un carnet de estudiante temporal, y pude comprar el tíquet. Pero lo hice en un sitio llamado InfoCenter (en el vestíbulo del Mensa). Ahí los estudiantes pueden pedir ayuda sobre cualquier tema; es un servicio muy útil y tendría que haberlo aprovechado más.

13. Encuentros para Erasmus

Llegué el día 20 de septiembre. El domingo 24 se hizo el primer encuentro informal para estudiantes extranjeros; y después siguió la semana de orientación, o más bien de desorientación, ya que casi todas las actividades consistían en ir a bares y beber cerveza.

Otras actividades interesantes fueron:

Más adelante se hacían encuentros cada semana, los martes. Nos íbamos enterando de más detalles porque estábamos apuntados a una lista de correo para Erasmus.

Aparte, hay otra cosa llamada semana de orientación, que incluso tiene página web propia, y que organiza la asociación de estudiantes de matemáticas/informática para todos los estudiantes nuevos (no sólo para extranjeros). Por eso era a principio de curso (16 a 21 de octubre de 2006). No hay que confundirla con la que organizó para nosotros el AAA.

14. Matrícula en la universidad

14.1. ¿Fotos biométricas?

La matrícula era el día 26, y los estudiantes ya habíamos preparado lo que pedían: confirmación del ingreso de 60 euros, 2 fotos, pasaporte, tarjeta sanitaria, … Pero unos días antes, empezó a correr el rumor de que las fotos de carnet que llevábamos no servían, porque no eran biométricas. Nadie sabía bien qué era eso; me parece que la única diferencia es que sólo incluyen la cara y no el cuello.

Fuimos buscando sitios donde poder hacernos fotos nuevas, pero no dio tiempo. Al final, en la matriculación nos aceptaron sin problemas las fotos de carnet normales.

14.2. ¿Informe de la situación económica?

Otra cosa con la que nos asustaron es diciéndonos que teníamos que presentar pruebas de que teníamos dinero suficiente. En concreto, pedían un informe del banco que dijera que los padres (o quien nos financiara) nos iban a ingresar 500 euros cada mes. Esta noticia llegó el 22 de septiembre: unos días antes de la matrícula, pero yo ya estaba en Karlsruhe, así que no podía ir al banco.

Con mucha prisa llamé a mi familia para que hicieran los trámites. En el banco me dijeron que no podían hacer informes sobre mi situación si no era yo quien lo pedía, pero consiguieron escribir dos papeles (pagando):

Para hacer llegar estos papeles, pensé en enviarlo por correo urgente, pero no llegarían a tiempo. Además, no tenía dirección… (aún estaba en el albergue). Pedí que lo enviaran por fax al Akademisches Auslandsamt, poniendo el nombre de la responsable de alojamiento, que es quien dio el aviso. No sé por qué, pero no llegaron; eso fue molesto, ya que en los papeles había muchos datos personales.

Al final nos avisaron de que en realidad no hacía falta. O sea, que todo el trabajo y el estrés fue en vano.

14.3. Día de la matrícula

El 26 de septiembre fuimos al AAA a hacer la matrícula, con todo lo que pedían. Todo estaba muy bien organizado y había muchos estudiantes ayudando, así que no hubo problemas; fue un proceso largo, pero fácil.

Lo primero fue el tema del seguro médico; ahí había una agencia de aseguranzas (Techniker Krankenkasse) en donde tuvimos que rellenar una hoja sencilla. Pedían escribir una dirección postal, y creo que puse la del Jugendherberge :-) No tuve que hacer más trámites porque ya estaba asegurado en España (y tenía la Tarjeta sanitaria europea).

Para la universidad hubo que rellenar un formulario muy complicado y con muchas preguntas personales. Costó 2 horas, con ayuda de unos estudiantes que fueron traduciendo del legalés a alemán. Se preguntaban cosas como: cuántos semestres había estudiado en el país de origen, qué número de semestre correspondía al que estudiaría aquí, qué religión tenía, qué tipo de carnet de identidad tenía, qué oficina de la policía española había expedido mi pasaporte, cuál es la capital de Asiria, etc. Me recordaba a la «declaración de la renta».

El mayor problema que hubo fue que no tenía dirección fija, y era obligatorio poner una, porque teníamos que recibir un carnet de estudiante. Puse la de una amiga, que después me avisó cuando le llegó el carnet (gracias). De todas formas, tendría que cambiar la dirección cuando encontrara alojamiento.

14.4. Carnet de estudiante temporal

Después de la matrícula nos dieron, por primera vez, un carnet de estudiante temporal (vorläufiger Studentenausweis), que es una hoja escrita a mano y con un sello. El de verdad llegaría por correo bastante más tarde.

Este carnet no se puede usar en lectores de tarjeta, ya que no tiene chip. No sirve ni en la biblioteca, ni en el comedor, ni para entrar en las aulas de ordenadores fuera de horario.

14.5. Registro en Bürgerbüro

La última parte de la matriculación es registrarse como ciudadano en el ayuntamiento. Tuvimos que rellenar una hoja con más datos personales, incluyendo la dirección. Como aquí no podía poner una falsa, tuve que esperar unos días hasta que encontré una habitación. Entonces completé el formulario.

Podíamos dejar esta hoja en la universidad para que la llevaran ellos a donde tocaba, pero para ir más rápido decidí llevarla yo mismo (el 2 de octubre). Hay que ir al Bürgerbüro (el nombre suena a tienda de hamburguesas), por ejemplo a Kaiserallee 8. Después de 2 horas de cola, entregué el papel.

Por suerte no tuve que dar ningún contrato de alquiler, aunque me preguntaron si tenía. Pero ya sabía que no hacía falta, porque el AAA se había ofrecido a entregar este formulario por nosotros, y el AAA no tenía ningún contrato nuestro.

Al registrarse, me dieron un Anmeldebestätigung, o sea, un certificado de que estoy inscrito en el ayuntamiento. Es un papel muy importante que hay que enseñar en algunos sitios, como al abrir una cuenta en un banco o en una biblioteca.

Ah, y me avisaron de que antes de irme tendría que desempadronarme.

15. Más gestiones en la universidad

15.1. Tarjeta para el Mensa

Pocos días después de llegar compré una tarjeta para el Mensa, el comedor universitario. Se le puede ingresar dinero en unas máquinas que hay, y entonces se usa para pagar en la caja (no se puede pagar en metálico).

Creía que me haría falta un carnet de estudiante, o al menos enseñar la carta de aceptación, pero no me pidieron nada. Más adelante, cuando recibí el carnet de estudiante, devolví la tarjeta y traspasé el dinero al carnet, que también sirve para pagar.

15.2. Recibir otros carnets

En el InfoCenter del Mensa también nos dieron un librito amarillo con muchos vales de descuento muy interesantes, para el ZKM, para el cine, para la biblioteca, para varios bares, …

15.3. Cuenta para los ordenadores

Los días de la matrícula también eran para abrir una cuenta en el Rechenzentrum (centro de cálculo), o sea, donde están los ordenadores. No es obligatorio, y se puede hacer en cualquier momento en recepción.

Nos dieron un nombre de usuario, una cuenta de correo y una contraseña. Para imprimir cosas hay que pagar: cada usuario tiene una cuenta virtual, en la que se puede ingresar dinero mediante la tarjeta del Mensa.

Pero hay otra aula de ordenadores en el edificio de informática (50.34), llamada ATIS. Para hacer una cuenta ahí, hay que rellenar un formulario, entregarlo a los operadores, y al día siguiente mirar en un corcho la lista de nuevos usuarios; ahí sale el nuevo nombre de usuario. Esta cuenta incluye algunas impresiones gratis, y también escáner y otras cosas; ATIS es mejor que el Rechenzentrum.

Además me hice otra cuenta en los ordenadores para estudiantes de economía (CIP-Pool), porque es el edificio donde está el instituto donde hice el proyecto final. Están en el Ehrenhof, y sólo hay que rellenar un formulario. Lo malo es que a los pocos días de inactividad caduca y hay que pedir que la renueven.

15.4. Recibir carnet de estudiante

El carnet de estudiante (Studentenausweis) llegó el 11 de octubre a la dirección que se puso en la matriculación, que era la de una amiga que luego me dio la carta. Junto con la tarjeta se incluían muchos números de identificación.

Con esta tarjeta (que tiene un chip RFID) se puede:

15.5. Recibir lista de códigos

Además de la tarjeta, la universidad envía otra carta (bastante más tarde) con unos cuantos códigos que permiten hacer gestiones universitarias desde una página web. Según la carta, se puede:

Se incluyen 6 códigos de un solo uso, y -según recuerdo- va bien usar el último de ellos para pedir una nueva tanda de códigos. Sólo lo usé para imprimir un justificante de inmatriculación; para el informe de notas mi profesor me escribió un certificado propio.

15.6. Cambiar dirección

El día de la matrícula (26) puse una dirección que no era la mía (sino de una amiga) porque yo aún no tenía residencia. Tan pronto como conseguí la residencia (28) intenté cambiarla, pero me costó mucho. En el AAA ya era demasiado tarde, y me mandaban al Studienbüro (no confundir con Bürgerbüro, que es algo estatal; el Studienbüro es sólo de la universidad).

En el Studienbüro me dijeron que aún no podían cambiar la dirección, y que tenía que ir al AAA (¿otra vez?), o cambiarla por Internet (pero no tenía la lista de códigos). Me esperé unas 2 semanas y volví al Studienbüro; entonces sí que tenían mis datos y pude dar mi nueva dirección. De todas formas, las 2 cartas ya las habían enviado a la dirección vieja.

También di una dirección falsa en la aseguradora (Techniker Krankenkasse), pero fui a su oficina y me dijeron que no habían almacenado mis datos porque ya estaba asegurado en España, así que lo de la dirección no era importante y no hacía falta cambiarla.

15.7. Cuenta en la biblioteca

Aparte de las cuentas para usar los ordenadores en el centro de cálculo, también hay que hacerse otra cuenta (distinta) para la biblioteca. Se puede hacer desde los ordenadores que hay en recepción. Al final se consigue un nombre de usuario (que es una arroba seguida del número de matrícula) y una contraseña elegida por el usuario.

Con esto se puede acceder a Internet en unos pocos ordenadores que hay en cada planta.

15.8. Activar FriCard para la biblioteca

La biblioteca funciona las 24 horas del día, y todo está automatizado (también el sistema de préstamo y devolución de libros). Para entrar fuera de horario, hay que acercar el carnet de estudiante al lector de tarjetas, y la puerta giratoria empieza a girar.

Los problemas que tuve fueron dos:

Me parece que al activarlo en la biblioteca (24 de octubre), también se activó para entrar en el Rechenzentrum fuera de horario. En realidad, me imagino que sirve para cualquier edificio con lector de tarjetas en la puerta.

15.9. Encuentro con el tutor (de Erasmus)

En los primeros días después de la matrícula se hicieron reuniones para los alumnos de cada carrera, con los tutores correspondientes. Para informática, el tutor no dijo muchas cosas nuevas, pero aclaró más cosas sobre el tema de convalidación de estudios. En concreto, según nos explicó…: en Karlsruhe son muy libres, y aceptan cualquier fecha o propuesta de convalidación. No hay fechas límite para empezar un proyecto final.

Aproveché para preguntar si yo necesitaba conseguir un acuerdo de estudios, y dijo que sí (aunque yo no hacía ninguna asignatura que hubiera que convalidar). Tuve que informarme más sobre esto, más adelante (y sin prisa).

16. Cuenta bancaria

Lo de tener una cuenta en el banco me costó bastante tiempo. En principio no me dejaban porque no tenía residencia. Pero en la semana de orientación para Erasmus estaba incluida la actividad de abrir una cuenta en el banco. Me dijeron que iban al Postbank porque ahí no pedían residencia, pero era mentira.

El día del intento de apertura nos fueron atendiendo (uno a uno) y teníamos que rellenar un formulario, pero quien no tenía residencia no podía entregarlo, sino que había que esperarse a tener una, estar registrado en el ayuntamiento (en el Bürgerbüro), y enseñar una copia de este registro.

Cuando tuve todo esto (4 de octubre), entregué el formulario, pero no me dieron nada, sino que me dijeron que recibiría por correo la tarjeta, el número secreto, y muchas otras cosas. Fui recibiendo varias cartas del banco cerca de un mes más tarde de haber llegado a Karlsruhe. Entonces pude empezar a usar los cajeros automáticos, que de Postbank son sólo 2 en Karlsruhe (en Kronenplatz y en Post Galerie, y sólo en el último se puede ingresar dinero). Luego vi que en cajeros ajenos también podía sacar dinero, aunque en uno me cobraron una comisión de 4 euros. Tenía que haber estudiado esto más.

17. Curso de idiomas

Se hizo un curso de alemán para estudiantes Erasmus, del 2 al 20 de octubre. El día 2 hubo una prueba para clasificarnos por niveles, y el día 4 se empezó; cada día por la mañana en el Studienkolleg (no es lo mismo que el Sprachenzentrum).

No aprendimos mucho porque explicaban pocas cosas; estaba en el nivel alto, y los profesores suponían que ya lo sabíamos todo. No había tiempo para preguntar dudas de gramática, y una gran parte del tiempo la perdimos en trabajos en grupo (o sea, que había pocas clases con profesor y explicaciones).

Al acabar este curso, me apunté a otro. Busqué en el Sprachenzentrum y vi que el más avanzado era el DaF5, pero me avisaron de que el nivel era demasiado bajo. Desde el Studienkolleg me recomendaron otro, el D3, que es una preparación para un examen importante de alemán, el DSH. Tampoco aprendí mucho en este curso, pero al menos fue más largo. Costaba 175 euros por un semestre, pero incluía el examen para esta prueba.

Por hacer el primero me dieron un certificado que aseguraba valer por 6 créditos ECTS (¡eso es mucho!). Decía que se hicieron 50 horas de clase, y que el nivel fue C1.

Aparte de eso, hice otras cosas para practicar el idioma:

18. Asignaturas

Yo no tenía que hacer ninguna asignatura, porque sólo me faltaba el proyecto final (lo había planificado para que fuera así). Por eso no tuve que buscar asignaturas permitidas ni convalidaciones, ni cosas raras, así que no puedo explicar mucho de esto. Sé que este tema da bastantes problemas porque la universidad de origen ha de decidir si una asignatura es apropiada o no para tus estudios, y puede que no estés de acuerdo con lo que decidan.

De todas formas, fui a alguna asignatura voluntariamente, aunque sólo los primeros días (más adelante lo dejé porque me faltaba tiempo libre). Para saber qué asignaturas hay, encontré varias formas:

Tuve problemas para diferenciar entre los tipos de clases (Vorlesung) que hay, y las distintas carreras. Lo poco que sé es:

Otras cosas que me llamaron la atención fueron:

El tema de los exámenes es distinto en Karlsruhe que en la UPC, según me fueron contando. Uno no se matricula de una asignatura, sino de un examen (en la FIB, «asignatura» y «examen» van juntos). Lo malo es que aquí, unas semanas antes de los exámenes hay que matricularse, y eso es un papeleo terrible: para cada asignatura, hay que ir a un sitio distinto (propio departamento, Studienbüro, por Internet, o varios a la vez) y entregar diversos papeles; a veces una hoja azul y a veces no. Puede que te hagan esperar unas semanas para decirte qué día tienes el examen, o que te manden a otro sitio. Ah, y los alumnos Erasmus tienen que hacer papeleo extra; por supuesto :-)

19. Proyecto final de carrera

Ya había encontrado un tutor para mi proyecto varios meses antes de llegar. Así que fui a hablar con él, y me ayudó en muchas cosas; no sólo a decidir el tema y los objetivos, sino también con otras gestiones (incluso a encontrar una bicicleta de segunda mano). Me dejó un ordenador portátil para el semestre, y me hizo una cuenta para usar los ordenadores de su instituto.

Más adelante, fui quedando varias veces (suficientes) para decidir qué más había que hacer. Cada semana tenía que enviarle un informe sobre lo que había hecho, aunque me retrasé mucho y durante semanas no envié nada. Como era de esperar, acabé escribiendo casi todo las últimas semanas.

20. Gestiones con la UPC

20.1. Créditos de libre elección

Aparte del proyecto de final de carrera, me faltaban 0'5 créditos de libre elección por hacer. Es muy poco, pero si no los conseguía no tendría el mínimo necesario para que me dieran el título.

El cuatrimestre pasado había participado en una encuesta sobre el número de horas de estudio, y como recompensa daban 1 crédito ECTS (eso vale como 1'5 de la UPC). Pero ese crédito ya ganado hay que pedirlo en el momento apropiado, y eso fue en el mes de noviembre. Suerte que se me ocurrió mirar, porque si no, se acababa el plazo y no me reconocerían ese crédito. Lo pedí el 27, desde el Racó (una página web para estudiantes de la FIB, UPC).

Lo peor fue que del 1 al 15 de diciembre, había que pasar por secretaría para recoger la matrícula y pagarla (si no, anulan todo). Pregunté si no se podía hacer automático (que me dijeran el importe, y lo pagaba por Internet) y dijeron que no, así que tuve que pedir a mi familia que pasara alguien para recoger el papel. Hubo que pagar un euro y poco más, por 0'5 créditos.

20.2. Acuerdo de estudios

Un tema importante en lo de irse de Erasmus es el acuerdo de estudios, al que algunos llaman extrañamente learning agreement. Es necesario para que las asignaturas hechas sean reconocidas con el número de créditos correcto.

No me preocupé por este tema porque no hacía asignaturas (sólo asignaturas). Necesitaba 18 créditos ECTS para acabar la carrera, y encontré un profesor que me ofrecía un proyecto de 18 créditos, así que no hay problemas de convalidación.

Por casualidad, en diciembre pregunté a la coordinadora de Erasmus en la UPC si era necesario hacer el acuerdo de estudios también si se hace un proyecto final. Me dijo que el acuerdo se hace siempre, tanto para asignaturas como para PFC; podía haberlo mencionado antes… pero creo que no era muy urgente, porque en Alemania la matrícula real se hace a final del cuatrimestre, y vale la pena esperar. Me envió un fichero para intentar rellenar diciendo las asignaturas que hacía; después se lo tenía que enviar como respuesta. Entonces lo firmaría y lo enviaría por fax al coordinador en Karlsruhe (busqué su número).

Me costó mucho rellenar ese formulario; sería un detalle que este tipo de cosas ya las hiciera la universidad. Aparte de los típicos problemas técnicos, tuve que decidir entre si marcaba «untergraduate» o «postgraduate» (creo que mi carrera se corresponde con el primero), tuve que buscar el código Erasmus de mi universidad (por Internet encontré D KARLSRU 01), y tuve que buscar el nombre y código de cada asignatura y el número de página explicativa en el paquete de información (no sé qué es eso). Me inventé un poco todo, y puse como curso Diplomarbeit/Studienarbeit, y 18 créditos ECTS (ni 30 ni 15). Como identificador de curso no puse nada, pero añadí el nombre del profesor por si querían preguntarle eso de los 18 créditos.

Dejé en blanco los campos donde el centro de origen y el de destino tienen que poner nombres, fechas y firmas de los coordinadores de departamento y de instituto (a saber qué es eso)… También dejé en blanco una página en donde alguien tendría que marcar una lista de cambios propuestos, y que todos esos coordinadores tendrían que volver a firmar. Curiosamente, yo también tenía que firmar esa hoja, aunque la envié por correo electrónico.

Lo mandé a la encargada de relaciones internacionales de la UPC en diciembre, pero no respondió (a otros estudiantes tampoco, y no es la primera vez que pasa). Volví a escribir en febrero, y tampoco. Tuve que buscar intermediarios más eficaces para solucionar este tema; lo explico mucho más adelante.

21. Becas

21.1. Primer pago de Erasmus

La beca de Erasmus consiste en 3 pagos. El 28 de septiembre de 2006, el mismo Erasmus en persona me ingresó los 468 euros del primer pago. No tuve que hacer ningún papeleo más, por suerte.

21.2. Aceptación de la beca AGAUR

Había pedido en junio la beca extra que da la AGAUR, pero no sabía cuándo avisarían del resultado. Al final fue el 26 de septiembre cuando publicaron la lista, y vi que me habían aceptado (valió la pena todo el papeleo). Añadieron también tres documentos en PDF que había que enviar:

Con el primero no hay problemas. Para el documento de incorporación, pedí en el Akademisches Auslandsamt que me hicieran un papel que dijera que me había matriculado en esta universidad; todo firmado, con fecha y sello.

Lo malo es que esos documentos había que entregarlos firmados en Barcelona (en Via Laietana), y yo no podía pasarme por ahí porque ya estaba en Alemania. Pregunté si los podía enviar por fax o correo, y me dijeron que tenía que ser por correo postal, no por fax ni e-mail. Añadieron casualmente que en el documento de incorporación también debía aparecer mi DNI (documento nacional de identidad), cosa que no salía en mi papel, así que tuve que volver al AAA a pedir otro.

Envié por correo el documento de aceptación y el de incorporación, en el mismo sobre (comprado en el Post Galerie). Algo más tarde (18 oct.) me escribieron por e-mail diciendo que habían recibido cada uno de los dos documentos que envié; todo estuvo muy bien organizado.

21.3. Pago de la beca AGAUR

El 9 de noviembre ingresaron el dinero de la beca AGAUR, todo de golpe: 1200 euros = 200 euros durante 6 meses. Aunque aún faltaba por enviar el tercer justificante (de estancia), que se hace al final.

22. Viajes por fin de año

22.1. Unos días en Berlín

Ya que estaba en Alemania, quería aprovechar la oportunidad para ir al 23C3, un congreso sobre informática y sociedad que se hace en Berlín cada año. Tuve que planear el viaje y el sitio donde dormir durante los días 27 a 30 de diciembre.

Preparé el viaje pensando en ir solo, y pensé en algunas posibilidades:

Pero más adelante encontré a más gente que quería ir a ese congreso. Entre varios pensamos en otras posibilidades:

Yo, por mi cuenta, hice esto último: en páginas como Mitfahrgelegenheit o Mitfahrzentrale se pueden ver ofertas de gente que busca u ofrece compañero de viaje. Usando la primera (es mejor) escribí por correo a una persona, y me dijo que ya no había plazas en su coche. Llamé a otra, y sí que había; quedamos en el precio (30 euros, de Ka. a Ber.) y en el sitio y hora, sin problemas. Funcionó todo muy bien, y en unas 6 horas hicimos los 700 Km; normalmente se tarda más, pero la conductora iba por la Autobahn hasta a 190 Km/h… (también en curvas).

En cuento al alojamiento durante esos días en Berlín, pensé en:

Al final vi que en el congreso al que ofrecían la posibilidad de dormir en un gimnasio cercano, por 5 euros la noche. Así que convertí mi problema en buscar un saco de dormir y un colchón isotérmico (quizás hinchable); pregunté si era necesario, y me dijeron que sí, porque hace mucho frío. Un amigo me dejó amablemente el saco de dormir, pero fui sin colchón; pensaba probar una noche sin colchón, y si hacía mucho frío, comprar uno en Berlín. Al final resultó que en el gimnasio había calefacción, y se podría incluso dormir sin saco. El colchón sería sólo para evitar dormir en el duro suelo, cosa que probé y no recomiendo.

Para el viaje de vuelta busqué -2 días antes- otra Mitfahrgelegenheit, que resultó ser un billete de grupo (5 personas) para el tren (ICE 971), de Berlin Hbf. a Karlsruhe Hbf. Pagué 35 euros, y el viaje duró unas 6 horas, sin cambios de tren.

22.2. Vuelvo unos días a Barcelona

Quería pasar unos días en Barcelona durante el fin de año. Las fechas exactas no me importaban, pero tenía que ser en este período, porque en el resto del semestre tenía curso de idiomas cada día, y son demasiado estrictos con lo de faltar a clase (quien falta más de una vez por semana, recibe una carta, y a las 3 cartas es exmatriculado).

Busqué varios medios de transporte desde Karlsruhe a Barcelona, pero otra vez, lo más barato era ir en avión con Ryanair en algunos días concretos. Para elegir las fechas, busqué lo más barato. En diciembre era todo muy caro, pero a principios de enero había ciertos días con ofertas especiales. Compré el billete el 28 de noviembre, y elegí:

Hay que añadir 5 euros más por pagar con tarjeta de crédito (¡antes eran 2'5!). No contraté seguro ni pagué por llevar maleta. En total pagué 25 euros exactamente; muy barato. Casi me costó más el viaje en autobús entre Barcelona y el aeropuerto de Gerona (12 euros por viaje).

El curso de idiomas continuaba el día 8 de enero, así que me perdería dos clases; avisé con tiempo al profesor y no hubo problemas.

22.3. Planificar los dos viajes juntos

Estaba en Karlsruhe y quería ir a Berlín y también a Barcelona. Tal como he explicado, lo dividí en dos viajes: Ka->Ber y Ber->Ka, y Ka->Bcn y Bcn->Ka. Pero la primera idea que tuve fue hacerlo todo en tres viajes; hay dos opciones:

Hice un calendario para cada alternativa posible, y ventajas e incovenientes. Por ejemplo: la segunda requería bastante estrés y pasar poco tiempo en Barcelona, pero a cambio podía estar el 25 de diciembre, cosa que socialmente queda mejor que ir un día cualquiera.

Lo malo para buscar una ruta es que hay muchas posibilidades: está el tren y el avión; cerca de Karlsruhe hay 4 aeropuertos, y en Berlín 3, en cada uno de ellos hay varias compañías disponibles, y hay muchos días con precios distintos. El tren es generalmente caro o_exclusivo lento.

Pasé mucho tiempo intentando combinar medios y compañías para hacer el viaje en 3 tramos, pero al final decidí hacerlo como dos viajes separados, porque era mucho más sencillo de planear, y con la oferta de Ryanair uno de los viajes era muy barato. Si hubiera seguido con el recorrido en 3 tramos, una opción sería ir a una agencia de viajes (Reisebüro) a pedir ayuda, aunque según me han informado: son más bien para planear vacaciones, y no pretenden encontrar la solución óptima.

23. Política y otras desgracias

Mientras estaba de Erasmus pasaron varias cosas a nivel político en Alemania y Europa. Algunas de las que me afectaban fueron:

24. Después de 6 meses

Llegó marzo de 2007, en teoría mi último mes, pero aún tenía unos cuantos problemas: mi Diplomarbeit no estaba acabado, no sabía los plazos de entrega, no sabía dónde estaba el acuerdo de estudios que envié, y se me acababa la beca de Erasmus.

24.1. Diplomarbeit no acabado, e incluso no empezado

Después de 6 meses, en mi proyecto final había escrito sólo una estructura y unas 10 páginas con notas sueltas, porque prefería escribir poco pero correcto a mucho pero mal. Pensaba acabarlo deprisa y corriendo (quizás en español y buscando traductores), pero también imaginaba que me podrían dar algo más de tiempo.

Pregunté a mi tutor que cuánto tiempo me quedaba disponible, y me dijo que no lo sabía, porque no había recibido ningún «blauen Schein» mío… Un blauer Schein es una hoja (de color azul) que hay que ir dando por todas partes de la universidad para matricularse de asignaturas. Pero yo no sabía que había que hacer eso también para el proyecto; pensé que mi tutor ya lo haría todo (ya que mi proyecto era de un tipo especial, con 18 créditos ECTS). Pero por lo visto, no hizo nada (y yo tampoco), y el proyecto no estaba inscrito. Era como si no lo hubiera empezado.

Por un lado eso era bueno (porque tendría más tiempo), pero me daba más problemas, porque el semestre acababa ya y oficialmente yo dejaría de ser estudiante de la universidad, así que tendría que matricularme otra vez. Tuve que tomar la decisión de si quedarme otro semestre más. A favor:

En contra:

24.2. Volver a inscribirse

Mi tutor del proyecto me dijo que era obligatorio estar matriculado como estudiante para entregar el Diplomarbeit, así que quizás tenía que volver a inscribirme para el siguiente semestre. O quizás no… me tocó averigüarlo.

Fui al Studienbüro y de ahí me mandaron al edificio de informática; ahí intentaron mandarme otra vez al Studienbüro, pero no me dejé, y entonces me explicaron muchas normas nuevas que no conocía:

Como no conocían las reglas especiales para Erasmus, fui al Akademisches Auslandsamt. La responsable me ayudó mucho y lo resolvió todo: me hizo un papel que decía que alargaba mi estancia por un semestre, y añadió una nota diciendo «…y está libre de pagar Studiengebühren». Por cierto, es un derecho del estudiante Erasmus el no pagar tasas en la universidad de destino (porque ya las pagan en la de origen). Llevé este papel al Studienbüro, cambiaron unos datos míos, y me dijeron que ya podía hacer la rematrícula por Internet (hasta el 31 de marzo). No pusieron más problemas.

En la página de Internet (Selbstbedienung) puse la contraseña que había recibido a principio de semestre en la segunda carta. Me preguntó una contraseña y un número TAN; puse el primero (también venían con esta segunda carta). En el apartado Bezahlung/Rückmeldung vi la factura de 60 euros (por costes de gestión), puse mis datos bancarios (pago por Lastschrift: titular, Kontonummer, Bankleitzahl) y ya está. Sólo quedaba ir al edificio del Studienbüro y meter mi carnet de estudiante en una máquina, que mágicamente borró la fecha de caducidad e imprimió una nueva (de 31-3-2007 pasó a 30-9-2007).

24.3. Cambiar fecha de vuelta en la credencial

Oh, no, más burocracia. En correos con la FIB, me dijeron que no había ningún problema en quedarme más, pero que tendrían que cambiar la fecha de fin en mi credencial Erasmus. Esto parece sencillo pero tiene bastantes consecuencias, porque el justificante de estancia (un documento que se hace al final) tiene que concordar con la credencial; o sea, que creía que tendría que quedarme obligatoriamente hasta la fecha fin que se escriba en la credencial, sólo para conseguir ese justificante en el momento adecuado (pues la fecha de emisión del justificante ha de ser estrictamente mayor que la fecha de fin escrita en él). Además, para la beca AGAUR me piden una copia de este justificante, sin embargo antes del 30 de octubre de 2007. Vaya lío de fechas.

Pensaba buscar un trabajo como becario, y probablemente me pedirían quedarme varios meses, así que no sabía mi fecha final. Al cabo de unas semanas decidí una fecha (30 de octubre) y la dije a la FIB. En la credencial al final pusieron el 31 de julio; no sé por qué. Me pidieron también mi dirección postal en Alemania, y me enviaron por correo una copia de la nueva credencial. Al principio pensé: «¡qué amables!, me mantienen informado», pero luego descubrí la realidad: me mandaban esto porque querían que lo firmara, lo enviara de vuelta por correo postal, y avisara por correo electrónico. Lo hice el 4 de junio, y todo fue bien.

En cuanto a límites para entregar el PFC: lo volví a preguntar y me dijeron que no había fecha máxima para enviar la nota, pero que cuanto antes la mandara, antes la tendría en el expediente. Y que «para ir bien, julio o septiembre». Supongo que en vacaciones de verano no trabajan (¡en Karlsruhe sí!).

24.4. Justificante de estancia para Erasmus y AGAUR, y encuesta

Mientras hacía estos trámites, me llegaron correos del área de relaciones internacionales de la UPC diciendo que tenía que presentar el justificante de estancia y la beca en 15 días, y que si no me quitaban la beca. Pero creo yo que si la fecha final se había cambiado, entonces tendría que esperar a un día mayor que el de la (nueva) fecha fin para hacer esos documentos… Pedí más información tanto a la FIB como la UPC, y esperé que se pusieran de acuerdo.

Y mientras, recuerdo qué es el justificante de estancia: sirve para acreditar la estancia durante el período determinado, y lo tiene que hacer la universidad de destino. Cuando en la OMI (Oficina de movilidad internacional) me dieron la credencial, ya dieron una hoja explicando qué es.

Hay un modelo genérico en la UPC, en la Intranet del ARI, pero muchas universidades tienen el suyo propio, y también lo pueden hacer a medida. Pero tiene que cumplir varias condiciones:

  1. ha de ser original
  2. ha de estar firmado por una persona responsable de relaciones internacionales en la universidad de destino
  3. ha de llevar un sello del centro de destino
  4. no ha de tener borrados, tachones, ni correcciones (visibles…)
  5. ha de mostrar claramente tres fechas:
  6. la fecha de emisión ha de ser igual o mayor a la de fin de estancia

Esto último es muy importante, y da problemas si no se cumple. O sea, que hay que permanecer en la universidad de destino hasta una fecha mayor a la «fecha final» que pone la credencial.

A Erasmus hay que entregarle un justificante de estancia, y los de la beca AGAUR quieren una copia. Pero cada uno tiene sus propias restricciones en cuanto a fechas: Erasmus lo quiere después de la fecha fin de la credencial, y AGAUR antes del 30 de octubre. Mi plan inicial fue conseguir estos dos por separado: en abril fui al AAA y me hicieron uno que justificaba los 6 meses que ya había estado; y pensaba volver al cabo de unos meses para justificar la estancia completa.

Pero no hizo falta: desde la UPC me dijeron que con justificar los 6 meses que tenía becados ya era suficiente. Así que el 3 de mayo les envié por fin por correo al SRI el justificante de estancia (que cumplía los requisitos), y también una encuesta de Erasmus (obligatoria para recibir la beca) que estaba en la Intranet del ARI y en donde se preguntan cosas sobre si recibí cursos de idiomas, si estoy más motivado para viajar más, etc.

El justificante de estancia lo envié también a AGAUR, muy cómodamente: aceptaban fax o e-mail, así que lo envié escaneado. Con esto acaba el papeleo de AGAUR; muy sencillo (gracias) excepto por problemas técnicos con el formulario de inscripción.

Después de este paso se activa otra vez el proceso burocrático de Erasmus, y entonces hay que esperar el segundo y el tercer pago; el segundo consistente en la fantástica suma de 42 euros al mes durante 6 meses.

También me escribieron desde la OMI diciendo que habían recibido mi justificante de estancia y la encuesta, y que querían darme un recibo para que lo llevara a la FIB para reconocer créditos (más papeles)… Escribí para preguntar si era necesario y para decir que yo no podía pasarme personalmente. No contestaron nada útil (sólo que «es conveniente recoger este documento a tu regreso»), así que pregunté a la FIB si lo necesitaban. Después de que la OMI y la FIB se pusieran de acuerdo, me dijeron que sí, así que pedí a un amigo que llevara físicamente este recibo desde la OMI hasta la FIB (a unos 2 minutos de camino). Un trámite absurdo menos.

25. Final feliz para el acuerdo de estudios

Hasta ahora, lo que había hecho con el acuerdo de estudios (Studienabkommen, learning agreement) fue:

No sabía si el AE estaba ya en Karlsruhe o si aún no lo habían enviado. Como no quería esperar respuesta durante más meses, busqué otra persona en la UPC que pudiera hacer de intermediario con la responsable de Erasmus. A través suyo descubrí que el AE aún estaba en la FIB, y volví a dar el número de fax del responsable en Karlsruhe para que lo mandaran. En abril lo enviaron (¡por fin!) a Karlsruhe. Poco después me dicen desde Karlsruhe que ya han firmado el acuerdo, y que lo han intentado enviar de vuelta a la FIB, pero que la línea de fax estaba ocupada y no funciona. Después de muchos días y muchos correos haciendo pruebas con el fax, pasé a buscar el AE en persona. Tuve que firmarlo y llevarlo al AAA para que lo firmaran (y me pregunto: ¿para qué estaban intentando enviarlo sin estas firmas?). Lo hicé, y lo intenté enviar desde un locutorio, pero el fax seguía sin funcionar. Así que lo escaneé y lo mandé a la FIB por corr.el. el 16.m4.2007 (por fin). Con esto acabaron las gestiones con el acuerdo de estudios.

26. Buscando trabajo

Antes de ir como Erasmus ya tenía pensado trabajar como becario en la universidad para ganar algo de dinero (ya que la beca de Erasmus es muy pequeña). Pero como con todo, me atrasé bastante… quería preguntarle a mi tutor del proyecto, pero no me atrevía, porque con lo atrasado que iba (6 meses sin hacer casi nada) si empezaba a trabajar tendría aún menos tiempo.

26.1. Tipos de contrato

Hay varios tipos de trabajos para estudiantes; como mínimo estos tres:

También hay agencias de trabajos cortos (el AAA informa), y se encuentran ofertas de trabajo (y otras cosas) en la bolsa en la página web de la universidad.

26.2. Decisiones sobre si quiero quedarme a trabajar

Yo pregunté a mi tutor en febrero, y me dirigió a otro investigador, en un proyecto muy interesante (NEPOMUK). Me habló más de su puesto de HiWi:

El salario es bajo, pero mayor que mis costes. El trabajo era muy interesante (mucho más que los trabajos «de verdad» que podría encontrar por Barcelona) y me daría experiencia. Pero si lo aceptaba, tendría que quedarme 6 meses (con ese salario). Pensé también en otros trabajos, como dar clases particulares de español o de informática.

Me planteé varias opciones:

Luego me dirigieron a otro puesto HiWi del mismo proyecto que aún me interesaba más, así que decidí quedarme 6 meses. Los 3 primeros trabajaría poco porque estaría con el Diplomarbeit, y los otros 3, el máximo permitido (que es poco). A mitad de abril empecé el trabajo en el FZI, programando un repositorio semántico de datos (SWECR) y un lenguaje de anotación semántico para usuarios no técnicos, CDS, como parte del proyecto NEPOMUK de la Unión Europea.

26.3. Registro como HiWi

La propia inscripción como trabajador fue un papeleo increíble; más complicado que todo lo que había hecho hasta ahora, pero sin embargo se hizo todo en pocos días porque en el trabajo me ayudaron en todo y conocían a la gente adecuada. Después de que mi jefe en el FZI llenara unos 3 formularios como «calentamiento», me tocó a mí llevar unas cuantas cosas:

Con esto último vienen los problemas. La traducción es algo como «tarjeta de impuestos sobre el salario», y yo no tenía nada de esto, ni quería meterme en temas de impuestos. Pero después de mucho preguntar por el FZI, nos dijeron que los HiWi también tienen que registrarse como trabajadores y pagar impuestos (creo que en España los becarios no tienen que meterse en temas de Seguridad Social).

Tuve que rellenar 2 formularios para la administración (de Baden-Württemberg), bastante complejos y con cosas tan interesantes como «Rellenar sólo si usted es miembro de alguna orquesta», o frases enrevesadas como «No, no quiero renunciar a la libertad de aseguranza de rentas». Entre medio vimos que en una sección pedía el número de la tarjeta de impuestos (Lohnsteuerkarte), y no había opción a marcar «no tengo», así que mi jefe añadió a mano una casilla «en proceso» y nos informamos de cómo conseguir una. Sorprendentemente, por una vez la administración había hecho algo fácil y cómodo, y resultó que desde una página web uno podía inscribirse y pedir la tarjeta sin ninguna complicación. Completé los formularios. Días más tarde me llegó esa tarjeta (Lohnsteuerkarte) por correo, y tuve que llevarla al FZI. En teoría no afectaba a mi salario neto, ni me causó ningún tipo de impuestos.

Más adelante me llegó una «tarjeta de aseguranza», que no había pedido, pero que me daba derecho a rentas (o algo así) si cobraba durante unos 5 años.

Para acabar el contrato, rellené un formulario azul por triplicado (me parece que todos los formularios importantes en la universidad son de color azul), y recibí una hoja con unas fórmulas matemáticas para calcular el número de horas de vacaciones disponibles por hora de trabajo, que es una complicación del FZI para decir que pagan un poco más cada mes (más que precio_por_hora*número_de_horas, quiero decir). El conteo de horas (y «horas de vacaciones») hay que apuntarlo en una hoja; todo de buena fe y sin engañar. Se puede trabajar en casa, y contar el número de horas dedicadas subjetivamente; esto es sólo para que el jefe lo controle (luego se cobra lo mismo).

26.4. Sueldo

En cuanto al sueldo: se hace una discriminación exclusivamente por título: distinguen entre ungeprüfter Student y geprüfter Student (o Absolvent): los primeros son los que no han acabado la carrera, y cobran casi 8 euros por hora; los segundos los que tienen un título, y cobran casi 10 ó casi 12, dependiendo del título.

Yo iba a entregar el PFC en junio, y con eso acababa la carrera, así que quizás podía cobrar más a partir de entonces. Pero para eso necesitba conseguir el título (el documento oficial acreditativo) bien rápido; lo que no sé es cuánto tarda la UPC en hacer ese trámite. Lo pregunté a la FIB, y me dijeron que en una semana, pero que tendría que recogerlo en persona en Barcelona.

Tendría que cuadrar fechas para entregar el proyecto, recoger el título; además quizás necesitaba una traducción oficial (pagando), y la equivalencia no estaba clara (nadie sabía nada seguro), así que me olvidé de este tema.

26.5. Obligación a declarar impuestos

Sigue la diversión… En octubre me llegó una carta del Landesamt für Besoldung und Versorgung (se ocupan de salarios y rentas) diciendo que aún no habían recibido mi resguardo de matriculación, y que eso era importante para asegurarse de que no necesitaba tener contratada una aseguranza médica (eso es lo que entendí). Me pedían Immatrikulationsbescheinigung para el semestre actual (yo creía que ya se lo di) y para el siguiente (curso 2007/2008).

Yo no quería matricularme para el próximo semestre, pues sólo estaría 2 meses más (y el FZI me permitía seguir trabajando sin estar matriculado). Para solucionar el tema con la administración, mi idea era convencerles de alguna forma de que yo no necesitaba tener una aseguranza médica aquí porque ya la tenía en España; eso es al menos lo que me dijeron en Techniker Krankenkasse, y aparte eso es lo que implica la tarjeta sanitaria europea. Pero desde el FZI llamaron a la administración y parece que no les bastaba.

La solución que me sugirieron fue muy chapucera: cambiar mi contrato a 51 horas mensuales (en vez de 80, que era lo que yo quería), pues con 51 mi sueldo sería algo menos de 400 euros, y si se cobra menos de 400 euros mensuales no hay que declarar impuestos. Lo hice así y me fue bien. Excepto el primer mes, que a alguien se le fue la mano y me quitaron algo de dinero para rentas; se confirmó que era un error y luego lo devolvieron.

Según me dijeron en la oficina de la Seguridad Social una vez que fui a España, en realidad la tarjeta sanitaria europea no cubre si estoy trabajando en el extranjero. Me dijeron que quizás tendría que hacerme una aseguranza propia en Alemania. Eso ya lo había intentado y sin éxito, pero era cuando cobraba menos de 400 euros y por eso no me la querían hacer. Supongo que si quería poder cobrar más de 400, podría haber ido otra vez a la Techniker Krankenkasse (por ejemplo), pedir una aseguranza, y aceptarían a hacérmela. Pero no seguí con este tema; si les sigo el juego, quizás acabo teniendo que hacer la declaración de la renta en alemán (Steuererklärung).

Conclusión: aún teniendo la magnífica tarjeta sanitaria europea, el tema de la aseguranza médica me impidió trabajar el número de horas que yo quería. Para eso hay que hacerse una de verdad y pagarla.

27. Inscripción del Diplomarbeit

El 29 de junio de 2007 inscribí por fin el proyecto final de carrera. Pude decidir si lo hacía como Diplomarbeit (6 meses, mucho contenido) o Studienarbeit (3 meses, menos contenido). De cualquier forma conseguiría los 18 créditos que necesitaba, o más. Lo matriculé como Studienarbeit porque se acercaba más a mis planes y a la cantidad de contenido que había escrito por ahora (casi nada).

Rellené varios formularios sencillos y mi tutor hizo el resto. Tenía 3 meses (y no más) para entregar el trabajo impreso y encuadernado por triplicado.

28. Segundo pago de Erasmus

El primer pago fue en septiembre de 2006, y fue de 468 euros (78 por mes). En junio de 2007 -después de haber dado el certificado de estancia y la encuesta- me llegó un poco más de dinero: 253'08 euros (divido entre 6, y eso da 42'18 más por mes). De momento ya sale la beca a 120'18 euros por mes. Falta el tercer pago, que llegará en 2008 porque Erasmus está muy ocupado.

Por cierto, en julio de 2007 nos avisaron desde la UPC de que el MEC decidió ampliar la beca Erasmus con 100 euros más por mes, y que eso tendría efecto también para quienes viajaron en el curso 2006/2007. Se supone que no hay que hacer nada para recibir la ayuda. Al final resultó que se referían a que el tercer pago de Erasmus iba a ser de 100€ por mes.

29. Descanso burocrático

Una vez que ya empecé a trabajar, el proyecto final estaba matriculado, y cada institución había recibido su ración de formularios y justificantes, pasaron varios meses en los que no tuve que ocuparme para nada con papeleo. Pude dedicarme a disfrutar haciendo las cosas que me gustaban sin preocupaciones ni visitas a las oficinas de la universidad. Con la llegada de la entrega del PFC y la exmatriculación llegó otra vez la marcha.

30. Comprando galletas

Una de las tareas que me ocupaba durante meses fue la búsqueda de galletas en Karlsruhe. No me había imaginado que en Alemania costaran tanto de encontrar las galletas típicas en España para el desayuno, del estilo de «galletas María» (redondas, finas; para mojar en leche, comer sueltas o con crema de chocolate).

Recorrí todos los supermercados típicos de Karlsruhe, pero sin éxito. Aquí encontraba galletas con chocolate (Schokokekse), galletas dobles con chocolate o vainilla (Doppelkekse), galletas de mantequilla (Butterkekse), galletas con especias (Spekulatius), y otras varias Delikatesse, pero lo que yo quería era galletas sencillas, o sea, no «con chocolate», «con mantequilla», etc. sino «sin nada» especial; sólo Kekse. Cuando preguntaba a la gente, me decían que las «galletas de mantequilla» ya eran «sencillas», pero no, no lo son en comparación con las «galletas María». Además yo quería un paquete grande (800g en vez de 200g) y barato, como los que se pueden encontrar en LIDL en España (¡qué irónico que LIDL sea una empresa alemana!).

Al final un amigo me habló de una tienda de productos españoles («Comestibles») en donde se podían encontrar galletas, gambas, «colacao», queso manchego, jamón serrano, y otras cosas difíciles de encontrar en los supermercados alemanes, como legumbres crudas en paquetes grandes (¿quién iba a decirlo?). Luego descubrí que en tiendas turcas (por ejemplo) también se puede encontrar todo lo que falta en las alemanas.

El 17 de julio de 2007 compré con éxito dos paquetes de «galletas María». Aquí están.

31. Vuelvo otra vez a casa

Del 13 al 19 de septiembre volví a Barcelona. Viajé con Ryanair, y pagué en total 40'50 euros (0'01 la ida, 1'99 la vuelta, y el resto se supone que son tasas…); para ir al aeropuerto FKB pasé por Rastatt a la ida, y a la vuelta por Baden-Baden. De España traje algo de jamón.

32. Final del proyecto final

32.1. Acabo y entrego el Studienarbeit

Inscribí mi proyecto final como Studienarbeit el 29 de junio de 2007, y por eso tenía 3 meses para acabarlo. El 28 de septiembre lo entregué por triplicado y encuadernado en el despacho del jefe de mi tutor. Una de las copias es para que la leyera él, otra para el tutor, y otra para guardar en la biblioteca de la facultad de informática. Imprimí otra copia (sin encuadernar) para la biblioteca de la UPC; por lo visto lo escanearon y lo publicaron aquí.

Escribir el PFC en alemán fue muy difícil, sobre todo haciéndolo casi sin ayuda. El último mes, septiembre, fue bastante estresante pues tocaba la fase de corrección de errores y desgraciadamente no pude corregirlo bien del todo por falta de ayudantes con tiempo suficiente. Tenía que haber empezado antes con la corrección y prever que muchos de los que se ofrecen a ayudar luego no van a poder hacer nada.

He aquí el trabajo: Diskussionssysteme.

32.2. Formulario de entrega

Una semana más tarde me pasé por la secretaría donde lo entregué y me dieron más información sobre lo que me tocaba hacer después. Primero: me devolvieron una de las 3 copias para que se la diera yo personalmente a mi tutor (que, por cierto, no sabía dónde encontrar ya que dejó el trabajo en la universidad).

Además, me dieron un formulario de entrega (tipo SA-F) para que lo rellenara yo; ahí tenía que escribir algunos datos del trabajo pero además lo tenían que firmar tanto mi tutor como su jefe. Yo necesitaba además un justificante sencillo que dijera que había entregado el proyecto, pero me echaron diciendo que primero querían el formulario.

Así que busqué a mi tutor, y una vez que vino a Karlsruhe quedamos en un sitio para que me firmara el formulario. Después lo llevé de vuelta a la secretaría (se lo quedaron), porque lo tenía que firmar el «Professor» (el jefe del departamento para el que trabajaba mi tutor).

32.3. No me matriculo otra vez más; ésta, me «exmatriculo»

Entregué el proyecto el 28 de septiembre. El día 30 acababa el semestre de verano, y el 1 de octubre empezaba el nuevo semestre. Tenía la duda de si tendría que matricularme para el nuevo: yo sólo planeaba estarme 2 meses más, y no iba a hacer nada más en la universidad. Sólo me quedaba recibir la nota del proyecto, y mi tutor me dijo que creía que no hacía falta estar matriculado para eso. Mejor, así no tengo que pagar 60 euros de tasas (y quizás de 500 más de /Studiengebühren/).

Decidí no matricularme; bueno, más bien dejé pasar el tiempo sin hacer nada. A los pocos días me llegó una carta de la universidad diciendo: «No hemos recibido el pago para el semestre de invierno 2007/2008. Si quiere continuar el estudio en Karlsruhe, ésta es la última oportunidad». Y pedían ingresar el dinero (más 15 euros de «multa» por retardo) antes del 22 de octubre, que es cuando empiezan las clases.

El día 22 fui al Studienbüro a avisar de que efectivamente yo no quería seguir estudiando, y que por eso no pagué. Por haber preguntado, me dieron un bonito formulario (azul, claro) de «Petición de exmatriculación» (¡hasta para que te echen hay que preocuparse de formularios!). Con este papel me invitaban a recorrer por última vez varios edificios de la universidad, y en cada uno tenía que conseguir un sello para el formulario: en la biblioteca tenían que justificar que no tenía ningún libro, en la facultad de informática que no tenía ninguna llave, etc. Después tenía que llevarlo de vuelta al Studienbüro.

Cuando lo completé todo, recibí un certificante de exmatriculación que dice que por «motivos especiales» dejé de estudiar el 30.m9.2007. Por suerte no me desactivaron el carnet de estudiante, por lo que pude seguir usándolo en la Mensa. Mas en la biblioteca ya no se abrían las puertas en horario nocturno.

32.4. Justificante de estudios para una beca

Otro problemita que tuve fue para pedir una ayuda de estudios (ajena a Erasmus) en Barcelona: necesitaba algún papel que justificara que yo estaba activo aún en el 2007. Era el caso, porque aún no había acabado la carrera, y el PFC lo había escrito y entregado en septiembre de 2007.

Busqué este justificante en la UPC, pero me dijeron que no podían hacerlo, porque a ellos les constaba que yo sólo estaba matriculado en el 2006/2007; el tema de la entrega era sólo un trámite administrativo. Probé a pedir el justificante en donde entregué el proyecto, y me dijeron que no hacían eso, y que querían el formulario SA-F rellenado. Probé a conseguir un tal justificante en el AAA o en el FZI (en donde trabajaba) pero estaban cerrados cuando fui.

Al final fue mi tutor del PFC quien me hizo este justificante: le escribí un texto que decía que en septiembre entregué el PFC, y él me lo firmó.

32.5. Corrección y nota del PFC

Según me dijeron tenía que recibir en 1 mes el resultado de la evaluación, por carta… pero pasaron 2 meses y no recibí nada. Luego descubrí que para un Studienarbeit en general no se recibe nota, así que me tocaba hacer papeleo extra, pues la UPC no da el título hasta que no tiene la nota del PFC.

Después de varias semanas intentando contactar con mi tutor (no respondía SMS, e-mails ni llamadas, y ya no trabajaba en la universidad) conseguí que empezaran los trámites para conseguir mi formulario favorito: uno que dice que ya entregué el proyecto final y que está aprobado. Dos semanas antes de volver a Barcelona, mi tutor pidió a la secretaría del «Professor» que me hicieran esta certificado y que contactaran conmigo. Una semana antes de volver, pedí a mi tutor que pidiera que me lo dieran pronto, porque me quedaba muy poco tiempo en Karlsruhe. Dos días antes de volver conseguí un papel escrito en inglés con una descripción sobre mi trabajo y con la nota (2,0).

33. Papeles para el ayuntamiento después de 1 año

El 29 de octubre de 2007 me llegó una carta del ayuntamiento (Bürgerbüro) llena de palabras desconocidas: «Da Sie kein deutscher Staatsbürger sind, ist bei Ihnen Freizügigkeit zu prüfen. Nach unseren Unterlagen besitzen Sie eine solche Bescheinigung nicht.» Lo que dicen es que tengo que demostrar mi derecho a la libre circulación, ya que no tengo ciudadanía alemana. Esto me llegó exactamente un año después de haberme inscrito (Anmeldung) en el ayuntamiento.

Me podían que llamara por teléfono para concertar una cita, y que llevara un montón de papeles. En la parte de atrás del formulario que me mandaron había una lista de categorías y de documentos necesarios para cada tipo de residente. La copio aquí:

Llamé al Bürgerbüro y aproveché para preguntar si yo era erwerbstätig (trabajador asalariado) o no, ya que mi trabajo de becario es uno especial (y no pago rentas porque cobro menos de 400 euros al mes). Me dijeron que no lo sabían, y que fuera al Arbeitsamt (Brauerstraße, 10) a preguntarlo… Como no tenía ganas, pedí la opinión a varios en el FZI y me dijeron que probablemente sí que contaba como trabajador asalariado. Así que decidí declararme erwerbstätig, lo que me simplificaba mucho el papeleo (me evito el justificante de matriculación, de aseguranza médica, contrato de alquiler, …).

Pedí una copia de mi contrato de trabajo al FZI, hice una copia del pasaporte, busqué una foto (normal, no «biométrica» porque soy de la Unión Europea), rellené el formulario que me enviaron, y añadí un papel diciendo que sólo me quedaría unos dos meses más. Lo envié todo esto por correo (es lo que me pidieron en el Bürgebüro) y les deseé que no me respondieran. Pero me respondieron con un permiso de movilidad válido hasta el 31.m12.2007.

34. Avisar de que me voy

Antes de irse hay que deshacer todas las inscripciones que se hicieron al principio. Yo tenía cosas pendientes en estos sitios:

34.1. Cancelar cuenta del banco y evitar correo indeseado

Con la cuenta bancaria (de Postbank) tenía dos opciones:

Decidí mantenerla porque yo iba a seguir trabajando como becario unos meses más (por Internet) y cobrando el sueldo en esta cuenta bancaria.

Lo que me molestaba era que de tanto en tanto me llegaban cartas con listados de las operaciones (sacar dinero, pago, …), y creo que por estas cartas cobran los costes de envío (lógico; es el banco de Correos…). A mí me quitaban dinero por algo así cada varios meses. Descubrí que estas cartas no llegan en el mes actual si se ha metido la tarjeta en una máquina imprime-recibos o si se ha consultado el recibo desde la página web. Pero para estar más seguro, fui a Postbank y pedí:

Al cabo de unas semanas me llegó una carta a Barcelona diciendo que querían saber si iba a España temporalmente o para quedarme. En principio me cambiaban sólo la dirección de correspondencia, pero si les escribía diciendo que iba a estar fuera más de medio año o si no les contestaba en 1 mes, entonces cambiarían mi tipo de cuenta a «extranjera». Parece que la diferencia es que con este tipo de cuenta hay más límites de dinero en algunas operaciones, y no se pueden superar. Pero no me dio problemas y conservé la cuenta así durante mucho tiempo, hasta el día en que decidieron pasar a cobrar 6 euros al mes por su mantenimiento (abril 2009). Me pasaron el dinero restante a otra cuenta que dije en una carta.

34.2. Evitar correo del LBV-BW

Para trabajar en el FZI me hice un carnet de rentas (Lohnsteuerkarte) y me empezaron a llegar cartas del Landesamt für Besoldung und Versorgung. Eran varias cada mes, y cada una daba detalles sobre mi contrato con el FZI para el mes actual; por ejemplo una decía que mi contrato había acabado (Abmeldung), otra que se retiraba la cancelación (Stornierung einer Abmeldung), y otra que volvía a inscribir un contrato de trabajo para el siguiente mes (Anmeldung).

Ya tenía un montón de cartas (9) cuando en realidad necesitaba 0. Como quería que dejaran de llegar a Karlsruhe, llamé a esta oficina (LBV) y pedí anularlas. No podían, pero lo que sí que me dejaron fue cambiar la dirección postal a España. Pregunté si podía consultar esta información exclusivamente por Internet, y sí, se podía: resulta que en mayo me enviaron unas cuantas cartas en donde me dieron una contraseña, y con ella pude entrar en la sección de clientes (Kundenportal). Aunque con problemas técnicos, desde ahí se pueden ver las informaciones que normalmente mandan por carta. Pedí que me llegara un correo electrónico con cada mensaje nuevo, y desactivé el correo postal; funcionó.

34.3. Deshacerme de utensilios

Antes de irme intenté vender todo lo que había comprado al principio: por ejemplo, la bicicleta. Para este tipo de anuncios de «vendo» y «busco» va muy bien la lista de correo «erasmus-in», en donde hay apuntados muchos Erasmus en Karlsruhe. También en los tablones de anuncios (Mensa, Studienbüro usw.).

35. Viaje de vuelta

El 19 de diciembre de 2007 me volví a Gavà (Barcelona) por el mismo camino que las otras veces (con Ryanair hasta Gerona; 29'07 euros). Ése fue mi último día en Alemania, pero ya tenía comprado el billete para mi próximo destino: Gambia, donde me estuve un mes (3 enero -- 5 febrero) en casa de mi arrendador (quien mi alquilaba la habitación en Karlsruhe).

Después de volver

Después de volver de Alemania (y de Gambia…) aún tenía algunas gestiones por hacer en la universidad (UPC) en Barcelona; por suerte todo fácil.

36. Entregar proyecto final y su nota

El 13 de febrero de 2008 fui a la secretaría de la UPC (en el edificio del bar) y entregué:

Creo que el PFC es para archivarlo en la biblioteca. La nota es para que la encargada de relaciones internacionales la escriba en el expediente del alumno. Como este expediente se puede consultar por Internet (Racó), el siguiente paso es esperar hasta ver la nota en el expediente. Tardó un poco…

37. Credencial, etc

No tuve que hacer nada más con la credencial ni con la encuesta ni con justificantes pues ya lo solucioné todo desde Alemania.

38. Problema con el número de créditos del proyecto

Resulta que en el papel que tenía la nota del proyecto faltaba un detalle: que el proyecto era de 18 créditos (ECTS) y no de 15, como es lo típico de un Studienarbeit. Yo creía que esto de los 18 ya era un asunto aclarado y solucionado en el «acuerdo de estudios», en el que se escribió 18 (y el nombre del tutor) y lo firmaron los responsables de Erasmus en Barcelona y en Karlsruhe, y yo.

Me pedían repetir el informe de la nota pero con el añadido de que el trabajo final representaba una carga de 18 ECTS. En vez de eso acordamos que mi tutor escribiera por correo electrónico a la UPC confirmando lo de los 18 créditos. Lo hizo y todos quedamos contentos y supongo que agradecidos a las nuevas tecnologías.

39. Convalidar nota

Después del problemita éste de los créditos, un día me encontré que en la página web interna ya salía mi expediente con una nota. Tradujeron el (2,0) de la escala alemana a un 8'5 de la de aquí (la que va de 0 a 10). Me pusieron los 18 ECTS tal como tocaba.

40. Recoger título… casi

Varios meses después, cuando tuve tiempo, me pasé por la universidad para recoger el título; bueno, para pagarlo. Hubo que pagar ¡170 €! por los derechos de expedición del título universitario oficial. Este dinero sirve para pagar toda la burocracia que va a ocurrir en los próximos 2 ó 3 años que se necesitan hasta que realmente el estudiante recibe el título oficial.

Pagué con tarjeta y me dieron un resguardo que justifica que he pagado. Supongo que años más tarde, me llegará el título de verdad.

41. Renta, impuestos y otros pasatiempos gubernamentales

Por haber trabajado como becario en el FZI me metí en problemas de rentas, pero por suerte son poco importantes.

Al empezar el nuevo año 2008 me llegó un informe de las ganancias y retenciones fiscales del 2007 (como los datos fiscales que llegan en España para hacer la «declaración de la renta»). En el próximo recibo que me llegó cuando me pagaron el sueldo (febrero), vi una nota que decía «por favor, dé la tarjeta de rentas para el 2008». La tarjeta de rentas (Lohnsteuerkarte) es un trocito de cartón que todo trabajador ha de entregar al empleador (a la empresa que da el trabajo).

Esa tarjetita tenía que ir desde la oficina en Karlsruhe hasta mi trabajo en Karlsruhe. Parece fácil, pero no lo es, porque yo ya estaba por Barcelona. Pensé en varias opciones:

Después de leer leyes e intentar llamar por teléfono a las oficinas, encontré una solución fácil: escribí un correo electrónico al LBV-BW contándoles mi caso y dando direcciones, y amablemente enviaron la tarjeta directamente a mi empleador.

42. Tercer pago de Erasmus

Tardó, pero en junio de 2008 me llegó el último de los 3 pagos en los que se divide la ayuda Erasmus.

En total han dado 1321'08, que sale a 220'18 € por mes. No está tan mal como parecía al principio. Se supone que la ayuda es para compensar la diferencia en el nivel de vida, y ya lo hace.

43. Lo que aún me queda

Pues se acabó

Eso es todo; espero que no te hayas leído todo lo que he escrito, porque es muy aburrido. Si te gusta la burocracia, te recomiendo lo del Erasmus o cualquier otro viaje con becas; te lo pasarás bien. Aparte, irse de Erasmus es recomendable para todo el mundo, pues se aprende mucho con un cambio de aires, se conoce mucha gente, se empiezan a hacer cosas nuevas, … y aunque tiene aspecto de vacaciones, cuenta oficialmente como «estudios». Cuidado, hay riesgo de que después de ver otros países quieras viajar más en el futuro.


Empezado: 25.m6.2006. Actualizado el 16.m10.2009. Por: Daniel Clemente Laboreo, correo: e-mail n142857 arroba gmail punto com. La licencia de este trabajo es GFDL.